Quantcast

Risotto a la parmesana: los pocos ingredientes de un plato consistente

Hacer un risotto puede sonar complicado; sin embargo, no lo es, y mucho menos cuando se trata de un delicioso y sencillo risotto a la parmesana.  Hacerlo es bastante fácil;  siguiendo algunos pasos y utilizando pocos ingredientes tendrás un platillo para sorprender a todos a la hora de comer.

   

Estos son los ingredientes que necesitarás para hacer en casa el más rico y sencillo risotto a la parmesana

Lo mejor del risotto a la parmesana es que los ingredientes que necesitas son muy pocos, pero a la vez decisivos para darte un resultado sumamente divino. 

Esto es lo que necesitarás para hacer este exquisito y emblemático plato de la gastronomía italiana: 1 litro de caldo de pollo, 4 cucharadas de mantequilla sin sal, 1 cebolla blanca finamente picada, 1 diente de ajo finamente picado, 1 taza y ½ de arroz arborio, 250 ml de vino blanco seco, ½ cucharadita de sal, ¼ de cucharadita de pimienta negra recién molida y ½ taza de queso parmesano rallado (más un poco para decorar al momento de servir)

Risotto a la parmesana: los pocos ingredientes de un plato consistente
Foto: Pexels

Comienza por picar la cebolla y el ajo

Lo primero que debes hacer es retirar la piel a la cebolla y el ajo. Una vez que los tengas pelados pica finamente ambos.

Tal como has podido observar, para hacer el más divino risotto a la parmesana no necesitas de una gran cantidad de verduras u hortalizas, así que escoge una cebolla blanca hermosa y fresca y unos dientes de ajo que luzcan enteros y muy blancos.