Quantcast

Cómo limpiar la vitrocerámica cuando está muy sucia

La llegada de la vitrocerámica ha supuesto toda una renovación en la cocina, ya que es más cómoda de limpiar. Además posee indicadores de calor que advierten que las placas todavía permanecen calientes, lo que permite un ahorro de energía.

Este material no proporciona calor directamente al fondo de la olla, sino que el calor se transfiere desde un serpentín a través de la estufa de vitrocerámica y luego se transfiere al fondo de la olla. Debido a que se calienta de manera tan gradual, proporciona un calentamiento suave a los platos.

LEA TAMBIÉN: ESTE ES EL PRODUCTO QUE VA A DEJAR COMO NUEVA TU VITROCERÁMICA

Se dice que su mecanismo de limpieza es muchísimo más sencillo que otros tope de cocina, pues debido a que no hay rejillas, solo basta con pasar un paño y listo. Además que los tope de vitrocerámica son sumamente delicados, así que la limpieza no es tan forzada.

Así que a continuación te mostraremos cómo limpiar este tope de cocicna sin dañarla ni arañarla.

¿Cómo hacer una limpieza correcta en la vitrocerámica?

¿Cómo hacer una limpieza correcta en la vitrocerámica?

Tenga en cuenta que el mejor método para evitar que la vitrocerámica se raye durante la limpieza, es teniendo sumo cuidado. Además, que es recomendable realizar limpiezas constantes. Esto evitará que se peguen las manchas y sean más difíciles de limpiar en el futuro.

¿Qué necesitas para la limpieza?

  • Bicarbonato de sodio.
  • Vinagre.
  • Paño limpio.
  • Guantes de látex.

Paso a paso para hacerlo de forma perfecta

Paso a paso para hacerlo de forma perfecta
  1. Espolvorea un poco de bicarbonato de sodio sobre la placa de la vitrocerámica, especialmente en las zonas con manchas profundas.
  2. Añade vinagre en un recipiente y remoja el paño unos segundos para que absorba todo el líquido posible. Recuerda que el trapo debe ser lo suficientemente grande para que cubra la zona en la que rociaste el bicarbonato.
  3. Saca el paño del vinagre y exprímelo para alminar el exceso. De esta forma el paño solo quedará húmedo y no saturado. Utiliza los guantes de látex para esto ya que el vinagre puede escocer la piel de tus manos.
  4. Después debes colocar el paño sobre la zona en la que esparciste el bicarbonato de sodio y dejarlo reposar por unos 15-20 minutos.
  5. Luego debes limpiar el bicarbonato de sodio de la vitrocerámica, para ello solo tendrás que frotar el paño sobre la zona manchada. Realiza movimientos circulares hasta que hayas limpiado toda el área.
  6. Finalmente puedes utilizar una esponja o un paño limpio y humedecido para limpiar los restos de bicarbonato de la superficie de la vitrocerámica. Y luego solo dejar que se seque al aire.

Un consejo es que limpies los derrames lo más pronto posible, ya que de esta forma evitarás que las manchas se sequen y sean más difíciles de limpiar, corriendo el riesgo de rayas la superficie del electrodoméstico en el proceso.

Además de esto es recomendable que no uses limpiadores con base de amoniaco, esto se debe a que este producto no limpia con profundidad los residuos e incluso puede llegar a dejar manchas iridiscentes sobre la placa.

¿Qué debo usar si la vitrocerámica está muy sucia?

¿Qué debo usar si la vitrocerámica está muy sucia?

En caso de que las manchas del tope de vitrocerámica sean más complejas, será necesario que busques en las tiendas productos adecuados para atender el caso. Pues la mayoría de los casos las opciones naturales no funcionan.

Así que puedes conseguir un producto que quite las manchas pero que esté plenamente diseñado para atender los topes de vitrocerámica.

Hay limpiadores de reconocidas marcas que son productos especialmente diseñados para la limpieza de superficies delicadas. Como es el caso de la vitrocerámica, ten en cuenta que pese a ser manchas que posiblemente puedas atender con otro tipo de productos, la superficie es delicada. Por lo tanto no puedes usar los productos que sueles usar.

Algunos productos cuentan con ligeras diferencias en cuanto a su composición, sin embargo la mayoría funciona de maravilla para limpiar manchas de grasa o restos quemados de comida. Solo tendrás que consultar las indicaciones del fabricante antes de adquirirlo.

uego de eso solo tendrás que aplicarlo sobre las zonas manchadas y limpiarlas con ayuda de un paño húmedo o una esponja. Igual es recomendable leer el manual de instrucciones.

También puedes ayudarte con ayuda de una espátula de silicona puedes deshacerte de las manchas de quemadura. Para ello solo tienes que frotar la espátula alrededor de la zona manchada, con algunos movimientos circulares podrás aflojar los residuos de suciedad que forman la mancha y así disipar el color de la quemadura.

Otra alternativa es utilizar un poco de bicarbonato de sodio, para ello solo tendrás que preparar una pasta al mezclas 2 cucharadas de agua y 4 cucharadas  bicarbonato de sodio.

Después solo tendrás que aplicarla sobre la zona quemada y dejar que se asiente por 30 minutos antes de limpiarla con un paño húmedo. En caso de que la mancha no se haya limpiado por completo puedes repetir el proceso. Lo mejor es utilizar un paño de microfibra especial para la limpieza.