Quantcast

Cómo hacer un tiramisú de merengue

En este artículo desvelaremos algunos datos sobre el rico postre que es el tiramisú, así como te enseñamos a hacerlo con un fantástico merengue, y existe la receta para hacerlo sin huevo y que quede igual de delicioso, en caso de que seas alérgico.

El tiramisú

El tiramisú

El tiramisú (del italiano tiramisù) es un pastel frío que se monta en capas. No existe una receta única de elaboración, sino variantes a partir de una serie de ingredientes base que pueden ser representados por distintos productos.

Un postre con opciones

Un postre con opciones

Un tiramisú se compone siempre de un ingrediente sólido humedecido en café, sobre el que se superpone (de forma alterna o no) una crema cuya base son huevos batidos con azúcar; se presenta espolvoreado con cacao en polvo.

Partiendo de estos elementos básicos, es posible realizar diferentes versiones del postre utilizando distintos representantes de los mismos y añadiendo otros ingredientes, elaborando un rico tiramisú con nata. El ingrediente sólido y seco pueden ser galletas, bizcochos, Savoiardi, o cualquier otro.

Los huevos pueden ser separados en yemas y claras, batiéndose independientemente (las claras a punto de nieve). Hoy en día es muy habitual añadirle, a los huevos, nata montada o queso fresco.

El queso que se suele utilizar en el tiramisú es el Mascarpone (por su dulzor y consistencia natosa); no obstante, cualquier queso fresco (sin sabor marcado) que, una vez batido pueda convertirse en una crema, es igualmente indicado.

Al café (en principio, café solo), se le puede añadir ron, Amaretto o algún otro tipo de licor para aromatizarlo y reforzar el sabor. Por último, es habitual espolvorear el postre con cacao en polvo para provocar sensación de contraste con el dulce y para reforzar el regusto a café.

Compuesto normalmente a base de capas alternas de bizcocho y crema, se deja asentar durante unas horas en el refrigerador antes de ser servido.

¿Cómo se originó?

¿Cómo se originó?

El tiramisú es un postre moderno, no tradicional. Tiene su origen en el noreste de Italia, en la región del Véneto (cuya capital es Venecia), en los años cincuenta.  Algunas fuentes concretan en los burdeles de la región su localización exacta de creación.

Arturo Filippini, presidente de la cadena de restaurantes Toulá, ha admitido: “Había sido efectivamente después de la guerra cuando nos íbamos con amigos a los burdeles de Treviso…, en esos tiempos tenían también cocinero… La maîtresse, a los clientes aficionados les ofrecía un dulce diciendo con cortesía estas palabras emblemáticas: Anda, toma cariño, que te doy una cosa que «te tira su»…”

Principio y evolución

Principio y evolución

La expresión «te tira su», en lengua véneta (y en la lengua italiana «ti tira su»), podría ser el equivalente en español del «tentempié», pero no tanto a la manera de un aperitivo, pues el tiramisú como dulce es mucho más fortalecedor y de inmediato efecto gracias a la cantidad de glúcidos que incorpora.

En principio, no lleva ni queso Mascarpone ni nata u otras grasas similares, porque todos esos lípidos no hacen más que tener un peso en el estómago y ralentizar la digestión, con el resultado de obtener el efecto contrario, es decir, crear cansancio y somnolencia.

Entre los años setenta, ochenta y noventa, la receta utilizada en el restaurante Toulá de Milán utilizaba cinco ingredientes: huevos y azúcar batidos, bizcochos Savoiardi mojados en café expresso y cacao en polvo.

El merengue italiano: La variante especial

El merengue italiano: La variante especial

El merengue italiano es muy sencillo de preparar y contiene solo 3 ingredientes, pero hay ciertas consideraciones a tener en cuenta para que salga perfecto.

Aquí la receta paso a paso:

Ingredientes

  • 4 claras
  • 250 gr de azúcar
  • 80 cc de agua

Preparación:

Para comenzar separar en un bowl las claras de las yemas. Es muy importante en este paso que no quede ningún resto de yema. Reservar.

El segundo paso es preparar el almíbar para cocinar las claras. Para esto en una olla colocar el agua y el azúcar y hervir hasta que llegue a 100 grados. No revolver el almíbar, si hay cristales de azúcar en los bordes de la olla, se deben disolver con un pincel y agua.

En este momento comenzar a batir las claras hasta que lleguen a “punto nieve” (si se da vuelta el bowl no se debe caer la preparación).

Luego cuando el almíbar alcance los 120 grados, retirarlo del fuego y en forma de hilo ir vertiéndolo en las claras sin dejar de batir. Si no tienes un termómetro para saber cuándo el almíbar ya alcanzó los 120 grados, podes comprobarlo con el “punto bolita”. Sumergir en agua fría una cucharadita del almíbar y si se debe formar una bolita.

Batir la mezcla hasta que llegue a temperatura ambiente, esto tarda unos minutos.

Tips para tener en cuenta:

Las claras deben ser frescas y deben estar a temperatura ambiente.

Siempre para el merengue se calculan dos partes de azúcar por una parte de claras.

Tiramisú de merengue

Tiramisú de merengue

Ingredientes:

  • 5 claras
  • 250 gr azúcar
  • 1 paquete de vainillas
  • Café 1 taza
  • 600 gr de queso mascarpone (se puede remplazar con 360 cc de crema de leche y 300 gr de queso crema)

Para decorar: cacao amargo o chocolate rayado

Preparación:

Como ya explicamos cómo hacer nuestro merengue italiano, una vez que esté frío incorporarle en queso mascarpone. En muchos países este queso es muy caro y difícil de conseguir por lo que se puede reemplazar por queso crema y crema de leche.

Si no utilizamos el queso mascarpone debemos batir la crema de leche y el queso crema en otro bowl por unos minutos y luego con movimientos envolventes incorporar esta mezcla al merengue y reservar.

Para preparar el café disolver en una taza de agua hirviendo 4 cucharadas de café instantáneo. Luego en una fuente colocar una base de vainillas y embeberlas muy bien con café. Colocar una capa de la crema y repetir la capa de vainillas y crema hasta que se acabe. Para decorar podemos espolvorear cacao amargo o chocolate rallado en la parte de arriba.

Este postre fácilmente puede comerse sin ningún acompañante, pero en Italia suele ir acompañado con un delicioso Expresso, para haciendo contraste con el sabor.