Quantcast

Qué es el algoritmo de Google y para qué sirve

El algoritmo de Google es un conjunto de fórmulas matemáticas, cuya finalidad es construir el criterio a partir del cual Google usará para posicionar el contenido de las páginas web en sus listas de resultados al ingresar ciertas palabras claves en el buscador. Los algoritmos forman parte de un grupo de mecanismos que permiten el desarrollo de estrategias para el posicionamiento en la web, además es un sistema que está en evolución constante.

Por obvias razones la fórmula para este algoritmo es un secreto, pues de conocerse permitiría, en teoría, poder posicionar cualquier sitio web en los primeros resultados de las búsquedas. Por esta razón, miles de personas han  intentado decodificar los factores que estos algoritmos consideran para priorizar algunos resultados de otros.

Existen versiones diferentes de este algoritmo, lo cual ha traído ciertos cambios a la hora de posicionar. A su vez estas actualizaciones  han llegado a cambiar totalmente el criterio con respecto al posicionamiento, pero además están las pequeñas modificaciones que se llevan a cabo de forma periódica, llegando a superar el centenar de actualizaciones por año.

Quienes deseen hacer crecer su página web o los especialistas en SEO, deben seguir este algoritmo de cerca, pues este se encarga de determinar quiénes serán más visibles o menos visibles en los resultados del buscador. Por otra parte el algoritmo de Google se actualiza constantemente, llegando a cambiar periódicamente, lo cual influye en gran medida en las estrategias de posicionamiento web.

Este algoritmo es de vital importancia, pues su influencia es tal que muchos lo consideran uno de los corazones del internet, tal y como se conoce hoy en día.

Funciones del algoritmo de Google

Funciones del algoritmo de Google

Este algoritmo funciona para ordenar los SERPs que posean contenido, según los dictado en sus propios códigos, deban estar en diferentes posiciones según su calidad y acogida por los usuarios. Su objetivo es que los usuarios encuentren el resultado más adecuado a las palabras claves que ingrese. Esto evita que pueda encontrarse con los millones de resultados que existen, tomando en cuenta lo que es de vital importancia.

Quienes trabajan en el marketing o se interesan por este amplio mundo, conocen muy bien este término y su importancia. Hoy en día el algoritmo de Google es fundamental para el posicionamiento web, y es tan decisivo que todas las estrategias SEO se desarrollan con la finalidad de acoplarse a las diferentes versiones de los algoritmos, para que de esta manera los usuarios puedan beneficiarse por cumplir los lineamientos de este juego.

Actualizaciones del algoritmo de Google

Actualizaciones del algoritmo de Google

Estas actualizaciones son algunas mejoras y cambios que Google realiza periódicamente, con el objetivo de mejorar los criterios que se usan para determinar la importancia de un sitio y otros. Pero además de esto evita el conocido Black Hat SEO, que son algunas medidas de posicionamiento que violan las políticas y condiciones del buscador. Entre las actualizaciones del algoritmo de Google están las siguientes:

  • Panda: Antes de esta los sitios web se podían posicionar con el keyword stiffing, lo cual consistía en  saturar de palabras clave el contenido de un sitio web. Esto permitía que la web pudiese posicionarse en todas las búsquedas relacionadas con dichas palabras clave.
  • Penguin: Previa a esta actualización, los propietarios de las páginas web se beneficiaban de manera fácil mediante la compra de enlaces en otras páginas, pudiendo así engañar a los algoritmos y poder posicionarse mejor. Ente mayor sea la cantidad de enlaces recibidos, el sitio web engañaban al algoritmo y permitiendo ser reconocido.
  • Hummingbird: Luego de esta actualización Google pudo comenzar a realizar interpretaciones mucho más orgánicas y eficaces de la intención detrás de cada una de las búsquedas. Esto terminaba obligando a los propietarios de las páginas web a crear contenido de mayor calidad.
  • Piggeon: Con esta actualización Google comenzó a incrementar la calidad y la seguridad de las búsquedas locales.
  • Owl: Esta última actualización del algoritmo de Google ha sido diseñada para poder identificar las pequeñas características que indican si un contenido es de mala calidad, ofensivo, plagiado o es información falsa, entre otras cosas.

Por otra parte, además de todas estas actualizaciones del algoritmo de Google, estos suelen cambiar hasta unas 500 veces por año, o incluso más. Si bien muchas de estas apenas tienen unos cambios ligeros, los resultados son significativos. Pero además de esto, gran parte de estas actualizaciones ocurren sin previo aviso. Esto permite que el SEO sea hoy considerado como una disciplina, compleja, cambiante y demandante.

A pesar de que muchos lo intenten, esto es virtualmente imposible. Como ya se ha mencionado, estos algoritmos actúan de una manera orgánica, lo cual les permite adaptarse a las necesidades que van surgiendo y mejorando así la experiencia de búsqueda de los usuarios, siendo estas las razones por las cuales no dejan de cambiar y perfeccionarse cada vez más.