Quantcast

Montero defiende que Plus Ultra es «esencial» para que el ‘hub’ de Madrid sea competitivo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido este miércoles que Plus Ultra es una de las 20 aerolíneas españolas con licencia tipo A, «compañías esenciales para el sostenimiento» del ‘hub’ del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, sobre el que ha añadido que «no solo hay que preservarlo en tamaño, sino hacerlo aumentar para que sea competitivo con países del entorno».

Así ha defendido la ministra el rescate por valor de 53 millones concedido a la aerolínea al ser preguntada por el diputado del GPP Mario Cortés en el Congreso de los Diputados, quién ha catalogado este hecho de «escándalo» y lo ha asociado al «amiguismo y fraude».

Montero, que la pasada semana ya defendió a Plus Ultra como empresa «estratégica» en el Congreso de los Diputados, ha señalado que «hay que ser más cuidadosos a la hora de demonizar las ayudas a las empresas» y ha indicado que Plus Ultra «cubre un nicho de mercado diferente al de empresas competidoras en el sector», además de ser española, y «por tanto cumple con los requisitos» para recibir estas ayudas.

Asimismo, ha añadido que «no es un criterio de exclusión de ninguna empresa» los «supuestos amigos o supuestas conexiones» que tengan los accionistas, porque eso es un criterio «que no tienen ningún tipo de objetividad».

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 9 de marzo el rescate de Plus Ultra Líneas Aéreas por valor de 53 millones de euros, con un préstamo participativo por valor de 34 millones y un préstamo ordinario de 19 millones.

Tras el anuncio de este rescate, diversos medios hicieron pública la posible vinculación al Gobierno venezolano y que la compañía ha registrado pérdidas desde 2011, motivo por el que ha sido cuestionada la operación por parte de la oposición.

Desde el Gobierno reiteran que se trata de una empresa «estratégica» por el nicho de mercado que ocupa y cumple «los criterios» para recibir ayudas vinculadas a los fondos de solvencia.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) encargó tres informes independientes para analizar la concesión de la ayuda a la aerolínea. Unos análisis que fueron realizados por el banco de inversión Daiwa Corporate Advisory, la consultora Deloitte y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Los informes recogen que la compañía cumple los requisitos para acceder al Fondo de Solvencia y que, además, debe ser considerada «estratégica» tanto por su relevancia para la economía como por su papel en la conectividad aérea del país.

Precisamente este mismo miércoles la Agencia Estatal de Seguridad Aérea española (AESA) ha explicado que el informe emitido sobre la aerolínea se realizó a petición de la SEPI y lo ha enmarcado en los informes habituales que realiza la agencia en el ámbito de sus competencias, vinculado con la seguridad operacional de las compañías aéreas.

La agencia asegura que la supervisión económica y financiera que realiza tiene como único objetivo «garantizar que las compañías aéreas disponen de la capacidad financiera suficiente para asegurar que la operativa se efectúa con la debida seguridad operacional».

AESA realiza informes de forma habitual porque está dentro de sus competencias de inspección y supervisión, «pero el informe económico es para garantizar la seguridad aérea, ya que sin liquidez no se puede mantener la seguridad». AESA quiere dejar claro que no decide sobre los fondos públicos. «Nuestra competencia es la seguridad aérea», argumenta.

Por su parte, la firma de servicios profesionales PwC realizó para Plus Ultra un informe denominado ‘corporate review’ para revisar los criterios de elegibilidad y sobre la base de la información aportada por la compañía, con el fin de aspirar a la ayuda gestionada por SEPI.