Quantcast

Las acciones de Fluidra se disparan un 5% tras mejorar S&P su nota

Las acciones del fabricante de piscinas Fluidra subían más de un 5% en la apertura del mercado bursátil, llegando a sobrepasar los 25 euros por título, tras mejorar Standard & Poor’s (S&P) su rating y anunciarse su entrada en el Ibex 35 a partir del lunes.

Poco antes de la apertura de las Bolsas, Fluidra comunicaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la agencia de calificación de riesgos S&P ha mejorado su rating desde ‘BB’ a ‘BB+’, manteniendo la perspectiva estable.

Ayer, el Comité Asesor del Ibex informó de que Fluidra pasará a formar parte del Ibex 35 desde el próximo lunes en sustitución de Bankia, que abandona el selectivo tras su fusión con CaixaBank.

De este modo, Fluidra saldrá del índice Ibex Medium Cap, al que se incorporará Técnicas Reunidas.

La compañía de piscinas cerró el ejercicio de 2020 con un beneficio neto de 96,4 millones de euros, multiplicando por más de 11 las ganancias de 2019.

Las ventas de Fluidra alcanzaron el año pasado los 1.488 millones de euros, con un incremento del 8,8%, y el Ebitda creció un 19,3%, hasta 321 millones de euros, con un margen del 21,6%.

EL RATING DE S&P SOBRE FLUIDRA

S&P, al mejorar el rating de Fluidra a BB+, lo deja al borde del grado de inversión, y ha destacado los «sólidos» resultados de 2020: espera que mantenga la tendencia en 2021 y cree que la estrategia sostenible de Fluidra apoyará el crecimiento futuro de la empresa.

La agencia de calificación sitúa su perspectiva en «estable» al considerar que continuará beneficiándose «del incremento de la demanda en piscina residencial» y pronostica que «mantendrá un margen Ebitda del 20-21% y un Free Cash Flow operativo de 150-200 millones de euros».

Estima que la ratio deuda/ebitda ajustada a los criterios de S&P se situó en las 2,2 veces al cierre de 2020 y que la compañía «puede mantener su apalancamiento de forma cómoda entre las 2 y las 3 veces, al mismo tiempo que continúa con su política de compras selectivas de compañías de pequeño y mediano tamaño».

Considera así que la reciente adquisición de CMP permitirá a la empresa «acelerar el crecimiento en Estados Unidos» y que «mejorará su diversificación de productos dentro del segmento wellness».

Tras sus resultados de 2020, los analistas de S&P consideran que debería mantener este «sólido comportamiento operativo» en 2021, gracias a «la positiva demanda residencial de equipamiento para piscina, la innovación en productos y la exitosa integración con Zodiac».

De cara al futuro, S&P espera que la estrategia de sostenibilidad que está desarrollando la compañía «apoye el crecimiento futuro de la empresa», y cree que «seguirá innovando para mantener su ventaja competitiva».

«La directiva de la compañía ha identificado tendencias emergentes en la industria del equipamiento para piscinas que incluye el aumento de preferencia de los consumidores por equipamiento eficiente energéticamente, agua limpia y la facilidad de uso de la piscina», añade S&P.

Después de que la compañía retomara el pago de dividendos el año pasado, S&P prevé que «el crecimiento del beneficio debería apoyar el aumento gradual de los pagos» y calculan que abonará entre 60 y 70 millones en 2021 y 2022 «sin elevar sustancialmente el apalancamiento».