Quantcast

Por qué la nieve no es blanca y otras curiosidades sobre este elemento

Aunque canciones, villancicos y todo tipo de cosas relacionadas con el periodo invernal hablen de la nieve, realmente en España la vemos en pocos lugares. A no ser que vayamos a la sierra o a puntos altos o caiga una nevada como la de Filomena, todo lo que sabemos de la nieve es que está fría y es blanca. Pero ni incluso esto es cierto, porque la nieve en realidad no es blanca. Te vamos a contar esta y algunas curiosidades más sobre este elemento en este artículo. Así, en la próxima comida, podrás contarle a tu cuñado estas curiosidades y ya no será el listo de la familia.

Y es que la nieve es un elemento de la naturaleza que garantiza vivir aventuras y paisajes hermosos. Para los aficionados a los deportes de invierno, es la alegría de poder deslizarse por ella. Ya sea en tablas, en trineos o con skies, la nieve es diversión. También para fotógrafos significa poder sacar unas estampas invernales que deleitan las vistas. Y para niños y papás, el poder hacer ángeles o muñecos de nieve, es un entretenimiento muy divertido. Pero la nieve tiene sus peligros. Vamos a ver qué curiosidades puedes aprender sobre la nieve que te dejarán helado.

El estado habitual del agua

perito moreno

Cuando estudiamos en la escuela o el colegio, nos enseñaron que el agua se encuentra en tres estados: Sólido, líquido  y gaseoso. Pero no nos enseñaron en qué proporción se encuentra en cada estado en la tierra.

La mayoría del agua dulce de nuestro planeta se encuentra en forma de nieve o hielo. Alrededor de un 75 a 80% de todo el agua dulce está en este estado. Y es que en los polos todo el agua congelada es dulce.

El agua de mar no se suele congelar, a no ser que sea la superficie, pero los glaciares están hechos de agua dulce. Estas grandes moles ocupan un 10% de la superficie de la Tierra. El resto del agua dulce está en ríos y en lagos.