Quantcast

Transportes defiende haber incrementado un 2% el nivel de inversión

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana defiende haber incrementado en un 2% el nivel de inversión ejecutado en 2020 respecto al año anterior, a pesar del impacto que ha ocasionado la pandemia en la movilidad.

En su balance del ejercicio, el Departamento que dirige José Luis Ábalos afirma que no ha estado parado este año y que ha mantenido la reorientación de la política de infraestructuras del transporte hacia la movilidad sostenible “y hacia una política de vivienda ambiciosa”.

En su conjunto, ha puesto en marcha 116 medidas para combatir la crisis sanitaria: 46 en el transporte de viajeros, para contener la propagación del virus y asegurar el transporte; 53 para las mercancías, con el fin de permitir el abastecimiento de la población; y 17 orientadas al ámbito económico, sobre todo para paliar las consecuencias en materia de vivienda.

Entre las actuaciones más importantes, recuerda haber regulado la suspensión de los lanzamientos y desahucios, así como la moratoria hipotecaria; impulsado el alquiler asequible y la rehabilitación; presentado un Sistema Estatal de Índices de Referencia; liberalizado el transporte ferroviario de viajeros; o presentado una Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada.

Durante este periodo, un 80% de la inversión del Ministerio ha ido destinada a carreteras y ferrocarriles, acompañada de la liberación de peajes de la AP-7, entre Alicante y Tarragona, y de la AP-4, entre Sevilla y Cádiz. En ferrocarriles, la inversión ha superado los 2.000 millones de euros.

De cara al año que viene, el Ministerio pone en valor que los Presupuestos Generales del Estado para 2021 contemplan 2.250 millones de euros para vivienda, “la mayor dotación de la historia”. En este sentido, se prevé aprobar una Ley Estatal de Vivienda, que será la primera de la democracia, y una la Ley de Movilidad, donde se incluirá la creación de un Sistema Nacional de Movilidad.

Por último, las cuentas también incluyen 215 millones de euros para el plan de vivienda de alquiler asequible y 354 millones de euros para los programas de vivienda actualmente vigentes.