Quantcast

El PP fiscalizará la gestión de fondos europeos para denunciar cualquier irregularidad

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este martes que su formación fiscalizará la gestión de los fondos europeos para combatir la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 y ha advertido de que denunciará “cualquier atisbo, de arbitrariedad o irregularidad”.

En una rueda de prensa retransmitida telemáticamente desde la sede del PP en Madrid para hacer balance de este año, Casado ha alertado de que no piensa “pasar ni una” y que realizará el seguimiento de cómo se ejecutan estos fondos con parlamentarios de su formación, pero también con exministros, ex secretarios de Estado o ex directores generales.

Todo ello antes de reconocer que ve “preocupante” lo conocido hasta ahora del esperado decreto ley para agilizar la gestión de los fondos europeos, y asegurar que “si se quitan las cortapisas y garantías a nivel administrativo, se tienen que reforzar a nivel parlamentario”. “Si no, estaríamos conculcando en la honestidad, eficacia y pluralidad en el reparto de ayudas”, ha dicho.

En este sentido, se ha referido al “diferencial de 400 millones” señalado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, respecto a Cataluña, y ha reclamado “equidad” en el reparto de fondos, para lo cual ha puesto como garantía una autoridad independiente para “evaluar dónde van esos fondos”.

Sin profundizar en las declaraciones de la presidenta de la Comunidad, ha señalado que Madrid es “similar en población, en renta hasta hace poco, y en peso en la economía nacional” con Cataluña.

CREE QUE CON UN ACUERDO CON EL PP LAS AYUDAS LLEGARÍA ANTES

Preguntado por la gestión de estos fondos, Casado ha insistido en su propuesta de una agencia independiente para gestionar las ayudas, pero también en alcanzar un acuerdo para el plan de reformas que debe acompañar a las mismas y que debe presentarse en Bruselas, subrayando que al Gobierno “le vendría mucho mejore para la rapidez en la su concesión ir a Bruselas con respaldo parlamentario”.

“Si no, puede pasar como el año pasado”, ha apostillado, haciendo referencia a que este año dejaron de ejecutarse 38.000 millones de euros procedentes de fondos comunitarios de cooperación y cohesión. En todo caso, ha afirmado que “no todo son los fondos” pues, si bien reconoce que “vienen muy bien” duda de que “sean la solución por sí mismos”.

DUDA QUE LOS FONDOS “SEAN LA SOLUCIÓN POR SÍ MISMOS”

“Dudamos que los fondos sean la solución por sí mismos. Lo es por ahora la compra masiva de deuda pública por el Banco Central Europeo (BCE) de 330.000 millones este año. ¿Pero cómo vamos a refinanciar 300.000 millones el año que viene?”, se ha preguntado, señalando a renglón seguido que, aun con un “rebote” de la economía “si la vacuna va muy bien”, existe un riesgo de que España quede “rezagada” en la recuperación.

En este supuesto, ha advertido de que entonces el BCE “tendrá más difícil hacer programas de estímulo” y que en ese caso “habría que ir al programa Mede (Mecanismo Europeo de Estabilidad) de rescate directo”. “Ese que el Gobierno no quiere por el estigma que supone en la financiación en los mercados internacionales”, ha apostillado.

INSISTE EN APROVECHAR LOS FONDOS PARA BAJAR IMPUESTOS

Por otro lado, Casado ha recordado que la Comisión Europea permitirá la utilización de los fondos europeos para rebajar impuestos y ha reivindicado esa vía para evitar la quiebra de empresas, ante la dificultad de sectores para emplear subvenciones vinculadas a la digitalización, como los del ocio, la hostelería, la movilidad o la cultura, y la insuficiencia, a su juicio, de los planes de ayudas aprobados.

Para otros aspectos del plan de reformas, ha recordado que su propuesta pasa por atender a criterios de despoblación y eficiencia en la Administración en lo referido a la digitalización, la ‘mochila austriaca’ para el sistema de indemnización por despido, culminar los corredores de mercancía y tramos de alta velocidad ferroviarios y un plan de sostenibilidad hidráulica.