Quantcast

¡A la calle!: colaboradores de MYHYV a los que le han dado una patada en el culo

Mujeres y hombres y viceversa (MYHYV) ha sido la revolución del entretenimiento que ha llegado a las pantallas para marcar un antes y un después en este tipo de programas de citas. Todo pasa en el plató; entre peleas, insultos, gritos, enfados, disgustos y hasta los que les dicen “hasta aquí llegaste”. Pues sí, a muchos le han dado la puñalada trasera al propinarle un gran sacudón fuera de las filas de MYHYV, luego de que hayan estado implicados en varias polémicas. Lo cierto, es que han sido muchos los colaboradores, incluso, parejas que han estado en la olla caliente. Se han hecho notar con mucha fuerza en el espectáculo nacional.

La mayoría de los despedidos han salido corriendo a otros programas y han dejado por el piso a MYHYV, por la rabia que los acompañaba en sí luego de que les dieran esa patada por donde más duele. Así de cruel es la televisión, pues dicen por ahí que primero se sirven del talento de los artistas, y posteriormente cuando ya ven que no les resultan, los mandan a volar para que prueben suerte en otros lugares. Te desvelamos con nombre y apellido a los que les dieron jaque mate en el programa y el motivo, porque hubo tertulia para coger sofá.

Tamara Gorro no dejó de lanzar sus polémicas en contra de MYHYV

Tamara Gorro

La tertuliana y modelo española Tamara Gorro, quedó bastante trastocada luego de su paso por MYHYV. A pesar de tener mucha experiencia en el medio de televisivo, la oriunda de Sevilla no paró de hablar pestes del programa de citas, del que fue echada, y que ahora busca más que nada enfocarse a su vida de influencer.

Es de destacar que cuenta con un canal en YouTube, donde comparte sus contenidos para las personas, que desde luego le preguntan sobre cómo fue ese transitar por MYHYV. No era de esperarse que hablara bonito de la producción, porque le dieron una gran bofetada de la que todavía se acuerda y no ha dejado a un lado ese rencor.

Para la chica de 33 años ha sido “lo peor” dijo: “No volvería ni loca a la primera etapa de Mujeres y hombres y viceversa’ Yo estaba desquiciada de la cabeza, no había ni Dios que me agarrarse, le hacía la vida imposible a cualquiera… Esto no podía ser. No por el programa, es que yo era un santo grano en el culo y eso era muy incómodo para cualquiera”.