Quantcast

Cómo hacer un potaje de habichuelas nutritivo y espectacular

En España, existen una gran cantidad de guisos tradicionales que tienen un sabor riquísimo. Muchos de estos, como no, tienen a las sanas legumbres como protagonistas. Este que te vamos a traer hoy seguro que te va a encantar y además, tiene una preparación muy sencilla y que puedes amoldar a tu gusto o dieta como verás a continuación. Se trata de un potaje de habichuelas que tiene una textura de la legumbre estupenda y en el cual el caldito queda espeso y sabroso.

La receta que te vamos a dar es la que se hace en casa desde siempre, de estas recetas que son caseras pero de verdad. La preparación es en crudo, es decir, a que no lleva sofrito y prácticamente todos los ingredientes se añaden en un primer momento. Según los ingredientes que elijamos, podemos hacerlo más o menos calórico: evitando los embutidos y añadiendo otras verduras como calabaza, judías verdes y patatas o, por el contrario, tratando los embutidos por separado y añadiéndolos ya desgrasados.

Añade la morcilla

Morcilla

Añade la morcilla, tritura la verdura e incorpora también a la olla. Deja cocer siempre a fuego lento unos 20 o 30 minutos más y ve probando la textura de las habichuelas. Vete también vigilando el caldo por si hiciera falta añadir un poco más de agua fría. Y por otro lado, prueba y rectifica de sal para que te quede un potaje de habichuelas perfecto. 

Saca los embutidos y la panceta, deja que se templen un poco y corta en trozos para añadirlos al guiso o servir en una fuente aparte. Según el tipo de embutido, podrás quitar la piel o no. A la panceta, retírale la parte de la piel.