Quantcast

Hoy, 16 de mayo, es el día en que recordamos a San Simón Stock

Se cuenta que fue testigo de una aparición mariana, la de la Virgen del Carmen, en el año 1251, y que ésta le dio un escapulario para librarlo de toda amenaza que llevara hacia el infierno, por lo que en este día también se recuerda a la Virgen que es la patrona del mar. Según el Instituto Nacional de Estadística, en España hay más de 10.000 simones, que probablemente estén acostumbrados a ser felicitados el día 28 de octubre, que es el onomástico de Simón el Cananeo, pero hoy tienes otra excusa para felicitarlos nuevamente.

San Simón Stock

San Simón Stock

Según se desprende de los registros, San Simón de Stock fue uno de los más esenciales propagadores de la difusión de la Orden de los Carmelitas, no solamente en el Reino Unido, en donde nació, sino en el resto de Europa. Era oriundo de la población de Kent, y el agregado de Stock hace referencia al gran hueco de un árbol que utilizaba como buen eremita, para pasar horas y horas orando.

Probablemente fue allí donde se le ocurrió la idea de modificar la estructura de la Orden de los Frailes Carmelitas, haciéndolos pasar de ser una orden estrictamente eremita en sus inicios a una colección de Órdenes Mendicantes. Los historiadores se han puesto de acuerdo en que fue en el año 1247 cuando fue electo como el sexto general de los Monjes Carmelitas. Otro nombre con el que fue conocido es el de ‘el amado de María’, porque hacia ella demostraba su absoluta devoción y le componía letras y oraciones. Luego de fundar varias órdenes Carmelitas en Inglaterra como la de Cambridge y la de Oxford, se dedicó a recorrer Europa y a fundar distintos conventos en ciudades como París, en Francia y Bolonia, en Italia.

Se dice que la Virgen del Carmen se le apareció en Cambridge, cuando ya era el general de los Monjes Carmelitas, y que la Virgen se le hizo presente, entregándole un escapulario con el que se daba paso franco al cielo siempre que lo poseyera al momento de morir. Ocurrió el día 16 de julio de 1251, razón por la cual en este día celebramos a la Virgen del Carmen, y ella le prometió a San Simón Stock que aquel que falleciera teniendo este escapulario no sufriría “el fuego eterno” de los infiernos. Fue San Simón Stock el que le dio a la Virgen del Carmen el título de ‘stella maris’, que significa de forma literal estrella de los mares, haciendo que los colectivos de marineros se encomendarán a su devoción.

Una oración muy conocida dedicada a la Virgen del Carmen que emplean los Monjes Carmelitas es ésta:

Flor del Carmelo,

Viña floral, esplendor del cielo,

Virgen fecunda y singular,

Oh, madre dulce

De varón no conocida,

A los Carmelitas

Proteja u nombre.

San Simón de Stock tuvo una vida muy larga, muriendo con casi cien años de edad, en la población de Burdeos, Francia, cuando estaba efectuando una visita pastoral un 16 de mayo de 1265, y aunque no había sido canonizado oficialmente por la Santa Sede, los Monjes Carmelitas han celebrado su fiesta hace más de 5 siglos. Su entierro se llevó a cabo en Burdeos, y sus restos permanecen allí, pero en 1951 su cráneo fue trasladado como reliquia cristiana al monasterio de Aylesford, en la ciudad de Kent, en la que se cuenta que nació.

Pero el día 16 de mayo no sólo se celebra a San Simón Stock, sino que se rememora a otros santos y beatos que fueron fundamentales para la difusión de la fe católica, que son: San Abdás, San Abieso, San Adán de Fermo, San Brendán, San Carentoco, San Fídolo, San Germerio de Tolosa, San Honorato de Amiens, San Peregrino de Auxerre, San Posidio de Calama, San Ubaldo de Gubbio y Beato Vidal Vladimir Bajrak.