Quantcast

El Papa avisa de que una Iglesia que «no toca la carne de la gente» no sirve al Evangelio

El Papa ha pedido a los sacerdotes que vivan «las situaciones concretas de la Iglesia y del mundo» porque al Evangelio no le sirve la estructura eclesial si solo «tiene muchas cosas que decir» pero no toca «la carne de la gente».

«No sirve al Evangelio una Iglesia que tiene muchas cosas que decir, pero cuyas palabras carecen de unción y no tocan la carne de la gente», ha dicho a la comunidad del Pontificio Seminario Lombardo Santos Ambrosio y Carlos, a quienes recibió este lunes en la Sala Clementina del Vaticano.

Este seminario fue fundado en 1854 por los Obispos de Lombardía (Italia) y está ubicado a un lado de la Basílica Santa María Mayor en Roma. El Papa ha reivindicado la figura del Papa Pío XI, del que ha señalado que «su ministerio y su misión, particularmente al servicio de la Iglesia».

Así, ha recordado que fue el primer Pontífice de la Historia que impartió su bendición Urbi et Orbi, a la ciudad de Roma y al mundo entero, desde el edificio de la Logia exterior y no desde el interior de la Basílica de San Pedro. Este gesto, para Francisco, invita a la apertura a «ampliar el horizonte de la pastoral a las dimensiones del mundo».

De este modo, ha instado a los sacerdotes a cumplir con el «ardiente deseo de llevar el Evangelio a las calles del mundo, a los barrios y a los hogares, especialmente a los lugares más pobres y olvidados».