Quantcast

Cómo hacer rollos de canela

Dentro del mundo de la pastelería podremos encontrar muchos tipos de manjares con los cuales podremos saciar nuestro paladar. Lo mejor de todo esto, es que continuamente surgen más y más postres deliciosos a los cuales aferrarnos, que con el tiempo que pasamos en casa, incluso nos atrevemos a preparar y convertirnos en nuestros propios chefs para triunfar entre tus amigos, además tomando recomendaciones como la de incluir la miel y la canela en tu dieta.

Uno de los ejemplos de esos postres que se han popularizado en el mercado son los rollos de canela, los cuales a pesar de ser provenientes de Suecia y Dinamarca, se han internacionalizado gracias a Estados Unidos tanto como otros postres de Norteamérica, como el pie de manzana o el brownie de chocolate.

Por eso, como sabemos que te encanta consentir tu estómago, el día de hoy te enseñaremos a preparar unos rollos de canela de una forma muy sencilla, pero con un resultado asombroso.

¿Qué son los rollos de canela?

¿Qué son los rollos de canela?

Este delicioso postre consiste en un bollo aromático que contiene canela, cardamomo y vainilla, que si bien no es muy ligero, la mantequilla juega un papel protagónico en su elaboración. También son conocidos como Cinamon Rolls, y son muy comunes de ver en sus países de origen dentro de cualquier cafetería junto a otros platillos con cardamomo.

Su historia se remonta a la década de 1920, a pesar de que ya era conocido desde la segunda mitad del siglo XIX, pero no gozaba de tanta popularidad ni era consumido por cualquier persona, ya que solo los ciudadanos con buena posición económica contaban con los recursos para elaborarlos, principalmente por el precio de los ingredientes.

De hecho, los rollos de canela son tan importantes en esas tierras, que en Suecia poseen un día especial para conmemorar su creación, y este es el 4 de octubre, el cual es denominado como el “día del rollo de canela”. Sin embargo, a pesar de ser de origen europeo, Estados Unidos adoptó esta receta como suya, por lo que muchas personas piensan que estos bollos tan deliciosos son de origen americano.

Ingredientes para los rollos de canela

  • 400 gramos de harina de trigo con leudante
  • 20 gramos de levadura fresca de panadero
  • 50 ml de agua
  • 50 gramos de mantequilla
  • Un huevo
  • Una pizca de sal
  • 100 ml de leche completa
  • Media cucharadita de extracto de vainilla
  • 30 gramos de azúcar
  • 3 gramos de cardamomo en polvo

Preparación de la masa

  • 100 gramos de mantequilla
  • Una cucharada y media de canela en polvo
  • 60 gramos de azúcar
  • 100 gramos de azúcar glass
  • 30 mililitros de agua
  • 100 gramos de queso crema refinado

Preparación del rollo

Busca un bol y añade todos los ingredientes que utilizarás para la masa (400 gramos de harina de trigo con leudante, 20 gramos de levadura fresca de panadero, 50 ml de agua, 50 gramos de mantequilla, Un huevo, Una pizca de sal, 100 ml de leche completa, Media cucharadita de extracto de vainilla.

Revuélvelos energéticamente hasta que llegue el momento de comenzar a amasar. Cuando ese punto llegue, amasa por un periodo aproximado de 10 a 15 minutos, Posteriormente, deja reposar la masa hecha bola sobre un bol engrasado y tápala con un film transparente. Tras una hora y media, la masa debió haber aumentado su tamaño hasta quedar el doble del volumen anterior.

Hay ocasiones en los que la temperatura de nuestra cocina no es totalmente adecuada para que la levadura haga su trabajo, principalmente en temporadas donde los climas son muy fríos. Para trabajar en este tipo de climas, te aconsejamos calentar el horno a una temperatura de 50 grados centígrados por uno o dos minutos. Tras esto, puedes dejar reposar la masa allí dentro sin ningún problema (por supuesto, con el horno apagado).

Ahora procederás a estirar la masa. Para ello necesitarás una superficie plana y previamente enharinada. Extiéndela allí suavemente formando una especie de rectángulo.

Cuando tengas tu masa extendida,  ablanda un poco de mantequilla en un microondas, toma un pincel y comienza a pincelar con la mantequilla toda la lámina rectangular que habías realizado. Hazlo uniformemente, recuerda que el sabor de la mantequilla es  una de las características esenciales de estos rollos de canela.

Busca la canela y el azúcar, ahora revuélvelas en una taza para crear una mezcla que te servirá de relleno. Espolvorea todo dentro sobre la lámina de masa a la que le habías colocado la mantequilla con el pincel. Hazlo con cuidado y de manera uniforme.

Una vez hayas espolvoreado el relleno de canela y azúcar, enrolla la lámina de masa y córtala en 10 partes iguales. Ahora busca una bandeja, engrásala con mantequilla y coloca cada pieza que acabas de cortar de forma vertical sobre ella, de manera que queden ordenadas y listas para ser horneadas. Cúbrelas con papel film nuevamente y déjalas reposar hasta que vuelvan a crecer, esto consistirá en otro período de 1 hora y media. Cuando se esté cumpliendo el plazo, precalienta el horno a una temperatura de 200 grados centígrados.

Cuando haya pasado el tiempo indicado, y el horno esté precalentado, retira el papel fil e introduce la bandeja con los rollos de canela. Este proceso de horneado debe durar unos 20 minutos, verifica que estén bien dorados.

Mientras se hornean, ve preparando el glaseado, Para ello deberás mezclar el azúcar glass, el agua y el queso crema. Cuando estén cocinados, retira la bandeja del horno y añade el glaseado sobre los rollos de canela.

¡Ya están listos! Ahora puedes disfrutar de tus rollos de canela hechos por ti mismo.

Una receta ideal para cualquier ocasión

Una receta ideal para cualquier ocasión

Sin duda alguna estos rollos de canela son excepcionales para consumir en cualquier momento. Te aconsejamos que los degustes recién salidos del horno, púes a esa temperatura poseen una textura bastante agradable para tu boca.

Puedes consumirlo al momento de una merienda, o incluso como desayuno. Además, puedes acompañarlos con leche, café, té o incluso con alguna bebida achocolatada que no sea demasiado dulce, pues podría llegar a empalagarte si se junta con el dulzor de los rollos, Por otro lado, si deseas conservarlos, puedes congelarlos  envueltos en papel film cuando ya estén a temperatura ambiente.

El tiempo de preparación no es muy extenso, pues como te habrás dado cuenta, gastarás máximo una hora en preparación, sumadas a 3 horas donde los dejarás reposar.