Quantcast

Casado ve al PP «reforzado» tras las mociones y prevé «vientos de cambio pronto»

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este martes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de intentar «reventar» y «socavar» los gobiernos autonómicos liderados por los ‘populares’ con una estrategia que ha actuado como un «búmeran» contra el PSOE. Tras subrayar que el PP sale «reforzado» tras el fracaso de esas mociones, ha asegurado que «las velas están orientadas» y «muy pronto» llegarán «vientos de cambio».

Casado se ha pronunciado ante la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del partido entre congresos, flanqueado por el secretario general del partido, Teodoro García Egea, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. La cúpula del PP ha asistido de forma presencial pero los demás miembros han participado de forma telemática en esta reunión.

En su intervención en abierta a los medios de comunicación –después de que hayan tomado la palabra Ayuso, Fernando López Miras y Alfonso Fernández Mañueco–, Casado ha acusado a Pedro Sánchez de «intentar reventar» «buenos» gobiernos autonómicos liderados por los ‘populares’ y «socavar la estabilidad política» para «dañar la alternativa» del centroderecha.

Eso sí, ha avisado que en esta estrategia ha actuado como un «búmeran» porque al final «ha dado en la cabeza» del presidente al «regresar». «Ha ido a por lana y ha salido trasquilado», ha proclamado, que ha destacado que los españoles les pagan «para servirles, no para servirse de ellos en partidas de ajedrez o guiones de series de Netflix».

HABLA DE «NUEVOS GOBIERNOS FRANKENSTEIN» CON CIUDADANOS

Tras culpar expresamente a Pedro Sánchez de esta estrategia «inmoral» e «irresponsable» para «derribar gobiernos del PP», el líder de la oposición ha cargado contra esos «nuevos» gobiernos «Frankenstein» que pretende «impulsar Moncloa» y que cuentan ahora con Ciudadanos además de con Unidas Podemos.

Casado ha subrayado que, tras las mociones, Sánchez «ha salido derrotado» y «está más débil» mientras que los murcianos, castellanoleoneses y madrileños están «más fuertes». «El PP claramente sale reforzado de todo esto. Hay demasiado PP para esas pequeñas y cortas ambiciones de poder», ha aseverado.

En este punto, ha criticado que, frente al «hartazgo» y «cansancio» que sufren los españoles por los estragos de la pandemia, haya gobernantes centrados en la «búsqueda del poder y el rédito político, como Sánchez». «El PP no está en esa estrategia, sino gestionando, gobernando y cerca de los que lo pasan mal», ha apostillado.

Además, ha señalado que Díaz Ayuso ha convocado elecciones en la Comunidad de Madrid para el 4 de mayo porque «venían de camino tres mociones de censura» y se hubiera «dado al traste» con los esfuerzos que se han hecho en esta región.

«El 4M elegimos entre progreso o intolerancia; empleo o paro; oportunidades o subida masiva de impuestos; educación en libertad o adoctrinamiento en la mediocridad; sanidad de calidad o la incompetencia que demuestra el Ministerio de Sanidad. En definitiva, entre libertad y comunismo», ha destacado.

«UNIFICAR A LOS ESPAÑOLES POR LA BASE»

En su discurso, Casado ha presentado al Partido Popular como el «punto de encuentro de todos los que no quieren que Sánchez se perpetúe» en el Palacio de la Moncloa. Según ha añadido, solo el PP es la «alternativa al sanchismo», «casa común del centroderecha» y «plaza mayor de esa España moderada».

«Queremos unificar a los españoles por la base. En este proyecto cabe todo el mundo», ha manifestado, para apelar también a los socialdemócratas «avergonzados» por la «deriva» del PSOE, un «partido hecho a la imagen y semejanza de Sánchez para perpetuarse en el poder».

Casado, que ha pedido aunar esfuerzos para «coser las fracturas y heridas que se han abierto», ha lanzado un mensaje de optimismo a los suyos asegurando que «las velas están orientadas» y que «el viento de cambio» llegará «muy pronto» para ganar las elecciones.

«PREPARADOS Y LISTOS» SI SÁNCHEZ ADELANTA LAS GENERALES

Tras recordar la frase de Ortega y Gasset que decía ‘vivir al día es morir cada atardecer’, ha afirmado que el PP tiene un proyecto de «largo recorrido» y ha pedido a los suyos no «preocuparse por el teletipo, el tuit» o los dicen que «no tienen proyecto», «no tienen equipo» o no son buenos los candidatos.

«No podemos morir cada atardecer. Tenemos que tener un proyecto para las próximas décadas. La España que nos vamos a encontrar al llegar al Gobierno va a ser una España devastada y va a haber que coser facturas generacionales, territoriales y esa polarización brutal que han instigado lanzando una lata de gasolina», ha advertido.

Casado ha pedido a los suyos volcarse ahora en las elecciones madrileñas pero ha señalado que el PP está «preparado y listo» para cuando Sánchez quiera convocar las elecciones generales para «ganar y recuperar la España que todos merecen».

«EL MULTIPARTIDISMO HA TRAÍDO INESTABILIDAD»

El jefe de la oposición ha afirmado que el multipartidismo ha traído «inestabilidad, las diputas políticas, una España a garrotazos, luchas intestinas por el poder y una ingobernabilidad absoluta» que lleva a los españoles a «indignarse» o «desconectarse» de la política.

Además, ha enumerado los cinco principios que guiarán la Convención Nacional del PP que se celebrará el próximo otoño y que versarán en torno a España, la libertad individual, la propiedad privada y la economía de libre mercado, el Estado de Derecho y la defensa de la igualdad de oportunidades.

Casado ha puesto en valor la gestión de los presidentes autonómicos y los alcaldes durante la pandemia y ha dicho que no han contado con el apoyo del Ejecutivo, quién, a su juicio, se dedica a «poner palos en las ruedas por intereses electoralistas».

Tras asegurar que el Gobierno «nunca ha estado más lejos de los ciudadanos», le ha acusado de estar «dejando a un lado a seis millones de familias» mientras apuesta por el «clientelismo» en el reparto de los fondos europeos y subvenciona compañías como Plus Ultra, vinculadas al «chavismo».