Quantcast

Avianca prevé salir de la quiebra este año tras perder más de 1.600 millones en 2020

El consejero delegado de Avianca, Anko van der Werff, ha indicado que la aerolínea espera poder salir del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos en la segunda mitad del año, un proceso al que la empresa se acogió el pasado mes de mayo ante las restricciones de movilidad establecidas a raíz de la pandemia, que le provocaron pérdidas de 1.904 millones de dólares (1.602 millones de euros) en el ejercicio fiscal de 2020.

De este modo, Avianca encadena dos años consecutivos en ‘números rojos’, después del resultado negativo de 894 millones de dólares (752,2 millones de euros) contabilizado en 2019.

Para el ejecutivo de la aerolínea, la financiación de 2.000 millones de dólares (1.682 millones de euros) obtenida durante el proceso resultó «fundamental» para la viabilidad de la compañía en medio de la contingencia sanitaria.

Asimismo, ha explicado que el resultado de 2020 está en línea con la reducción operativa de la aerolínea.

«El resultado del año pasado no es una sorpresa, fue un año muy complicado. Durante seis meses no volamos nada, solo unos trayectos humanitarios. A finales de marzo de 2020 bajamos de 750 vuelos diarios a unos dos o tres», explica Van der Werff en una entrevista con la revista colombiana ‘Semana’.

En este contexto, el consejo de administración de la aerolínea propondrá en la próxima asamblea general de accionistas del próximo viernes no distribuir dividendos entre los accionistas.

El consejero delegado de la empresa ha indicado que pese a este panorama, a finales de diciembre el entorno «pintaba bien», ya que la aerolínea operaba al 40% de su capacidad. No obstante, las nuevas cepas de Covid-19 volvieron a afectar de manera negativa a la demanda entre los meses de enero y febrero, por lo que se restringieron los vuelos a Londres o Brasil, entre otros destinos.

Al cierre del año 2020, Avianca contaba con una caja de 911 millones de dólares (766,7 millones de euros) para suplir sus necesidades operativas. A este efectivo hay que sumarle un tramo de financiamiento de 350 millones de dólares (294 millones de euros) obtenido en el marco de su reestructuración financiera, por lo que la posición total de liquidez de la compañía a cierre de año se ubicó en los 1.261 millones de dólares (1.061,7 millones de euros).