Quantcast
sábado, 22 enero 2022 21:50

Luka Modric y Sergio Ramos: dos casos similares del Real Madrid… ¿con finales distintos?

El Real Madrid derrotó al Elche (2-1) gracias a la intervención de un Luka Modric que apareció en la segunda parte, tras comenzar el duelo en el banquillo; y también con la reaparición de Sergio Ramos en defensa, después de casi dos meses sin haber jugado un encuentro oficial. Cierto es que los goles fueron de Karim Benzema; pero una vez más quedó patente que tanto el croata como el español son armas vitales para un Zinedine Zidane que parece que no puede hacer nada sin contar con ellos dos. De hecho, el francés guardó al balcánico para que conservara fuerzas de cara al duro compromiso contra el Atalanta, en la vuelta de octavos de final de la Champions League; mientras que al andaluz lo colocó para que cogiera ritmo, porque es muy probable que vuelva a ser de la partida ante el conjunto italiano.

Para Zidane el plan está claro, pero esto deja en evidencia que tanto Modric como Sergio Ramos son imprescindibles en sus esquemas; por eso aún no se entiende como es que todavía siguen sin renovar sus respectivos contratos que finalizan este 30 junio. Sin embargo, los rumores que filtra la prensa ya van dando indicios de lo que se está logrando con cada uno de ellos y mientras lo del croata parece muy cerca de concretarse; Florentino Pérez todavía sigue sin ponerse de acuerdo con el central para extender el vínculo que los une al menos por una campaña más en el futuro. Las negociaciones están en puntos diferentes para cada futbolista y aunque ambos quieren retirarse en el Real Madrid, todo indica que uno de ellos podría cumplir ese sueño y el otro está lejos de hacerlo realidad. El futuro luce muy distinto para cada uno de ellos.

Modric estaría más cerca de su renovación

Luka Modrić / Real Madrid
Modric solo sueña con quedarse en Madrid

Pese a que durante toda la temporada muchos medios han especulado con la posibilidad de que Modric acabe por salir de la disciplina blanca al final de esta temporada, todo indica que su futuro es más merengue que nunca. Por la edad que tiene (35 años) se habló de que el croata ya no le podía otorgar más al Real Madrid esta temporada; pero el caso es que con el correr de los partidos, se ha reafirmado como una pieza vital para Zidane. Al principio se pensó que lo iría dejando cada vez más en el banquillo; no obstante, se fue haciendo una pieza importante como en los viejos tiempos y nadie ha podido sacarlo del 11 inicial gracias a su buen rendimiento. Tal es su importancia que el entrenador francés lo resguardó para conservar sus fuerzas de cara al duelo frente al Atalanta.

Su relevancia queda así demostrada, pero eso también da pie a sus críticos para afirmar que por edad le es difícil encadenar partidos complicados de forma seguida; así que no sería tan recomendable renovarlo si este episodio del banquillo se va a repetir mucho más la próxima temporada. Además, con los 36 años que tendrá, un jugador que solo este para tapar el hueco que deberían ocupar jóvenes como Feder Valverde o Marin Odegaard solo sería algo contraproducente para el futuro. Sin embargo, aún con las voces críticas, tanto Zidane como Florentino Pérez están más que seguros que quieren renovarlo por una temporada más y solo falta poco para cumplir el deseo de un Modric que espera que llegue el día en el que estampe su firma de forma oficial en el nuevo contrato. Con el todo está bien encaminado, pero con Sergio Ramos la historia es distinta.

Ramos debe esperar un poco más

Las posturas de ambas partes están muy alejadas

Aunque se espera que Zidane sepa gestionar los minutos que le dará a Modric en el mediocampo la próxima temporada; con Sergio Ramos las cosas son muy distintas debido a que para el andaluz no se vislumbra un recambio claro que sea de total garantía. Cierto es que Nacho ha cumplido con su rol; pero ese liderazgo y potencia que tiene el de Camas, todavía no hay nadie en la plantilla que lo aporte desde la defensa. Por ese motivo todas las partes quieren que este se quede en la capital de España, pero lo cierto es que no terminan de ponerse de acuerdo para que así sea. Las posturas están muy alejadas en la actualidad y todo con respecto a esa posible renovación está paralizado hasta que no se resuelvan otros asuntos de gran importancia para Florentino Pérez.

A diferencia de Modric, el andaluz si tendría algunas propuestas sobre la mesa, con el Manchester United y el PSG como posibles destinos; pero lo peculiar es que pasan los días y ninguna de las ofertas termina de hacerse oficial. Sergio Ramos se encuentra en un peligroso limbo en el que no consigue su ansiada renovación con el Real Madrid y tampoco termina de llegarle esa oferta segura para tener destino la próxima temporada. El problema del defensor está muy lejos de resolverse y solo queda esperar a que los días avancen para que lleguen a una definición de este asunto. Si bien los dos casos son distintos, la idea es que ambos símbolos del madridismo renueven y se mantengan un poco más en un proyecto en el que Zidane necesitará de su ayuda para sentar las bases del futuro equipo que deberá luchar por alcanzar muchos éxitos.