Quantcast
jueves, 25 febrero 2021 1:09

El crack que vuelve al Barcelona y que podría sacarles de la miseria

El Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España que dirige Ronald Koeman, mejor conocido por todos en el ámbito deportivo como Koeman, una de las instituciones más prestigiosas en el mundo del balompié gracias a sus cientos de miles de trofeos, llamativas en los últimos años a través de su lindo y característico estilo de juego, el cual les ha permitido tocar la gloria con sus manos en reiteradas oportunidades, y más influyentes en toda la existencia de la humanidad, producto de sus millones de fanáticos distribuidos en diferentes lugares del globo terráqueo, se encuentra viviendo terribles y catastróficos momentos en el plano deportivo y puede que terminen otra vez en el pozo de la muerte gracias a la brutal goleada 1-4 que recibió el pasado martes 16 de febrero en el mítico Camp Nou ante el París Saint Germain Football Club de la Ligue 1 de Francia que preside Nasser Al-Khelaïfi, uno de los hombres más ricos del planeta, en el encuentro correspondiente a los octavos de final del torneo internacional de clubes más importante de los cinco continentes, la Liga de Campeones de la UEFA, uno de los certámenes más respetados y complejos que se ha podido presenciar desde los inicios del fútbol, debido a que en él convergen los mejores equipos y jugadores del mundo, los cuales buscan hacerse a toda costa con ‘La Orejona’, un trofeo que les permite ser considerados como integrantes del mejor equipo de la temporada, subiéndoles enormemente su valor de mercado y posicionándoles como los claros objetivos de instituciones de renombre de cara a la venidera ventana de pases, radicando todas sus esperanzas de supervivencia a esta tan horrorosa campaña en el retorno de uno de los mejores jugadores de la plantilla, quien está en período de recuperación y que sería el único que podría terminar salvándole el pellejo al entrenador neerlandés, quien se dio prácticamente por derrotado en la rueda de prensa post partido con sus palabras.

“Hay que jugar, te puedo mentir, pero perdiendo en casa 1-4 es muy complicado. Hay muy pocas opciones. Han sido superiores, han tenido muchísima efectividad, sobre todo por parte de Mbappé. La primera parte fue muy muy igualada. Con el 1-0 Ousmane tuvo una clara. En la segunda, problemas defensivos. Han demostrado, sobre todo en la segunda parte, ser superiores. Con balón y sobre todo en lo físico. Hay que reconocer que han sido superiores. Han demostrado, sobre todo en la segunda parte, que tienen un equipo más completo que nosotros. Hay que aceptarlo y seguir mejorando. Sabemos que esto puede pasar. Este equipo está por delante de nosotros. No creo que sea un palo anímico. Estamos en un camino de cambiar cosas. Nos faltan cosas para estar en el mejor nivel. El resultado siempre es responsabilidad del entrenador. Hemos intentado dominar, frenar a los de arriba. Es una reflexión del momento del equipo. Han demostrado ser más completos. Ellos son un equipo fichado y nosotros un equipo en transición. Hay que intentar mejorar cosas. Es mi responsabilidad” expresó ante los medios de comunicación el estratega del Fútbol Club Barcelona oriundo de Zaandam, una ciudad en la provincia de Holanda Septentrional de los Países Bajos, ubicada por el río Zaan, cerca del Canal del Mar del Norte y muy próximo a la capital Ámsterdam, quien pareciera resignado ante este resultado y sin estrategias para intentar darle una épica e histórica remontada al equipo dirigido por Mauricio Pochettino en la vuelta que se llevará a cabo el próximo miércoles 10 de marzo en el Parque de los Príncipes.

Barcelona

El Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España que dirige Ronald Koeman mostró uno de sus peores rostros defensivos en sus 121 años de fundación ante un rival que ha logrado evolucionar deportivamente con el paso del tiempo, el París Saint Germain Football Club de la Ligue 1 de Francia, el cual con su amplio poderío económico logró hacer las adquisiciones necesarias en los diferentes mercados de fichajes para reforzar de buena manera su plantilla, cuya excelente compenetración les llevó el año pasado a la última instancia de la máxima competición continental, y es probable que a los blaugranas les cueste levantar cabeza en estos momentos, ya que en la ida se evidenció que su defensa fue totalmente inferior y un simple juguete ante el increíble y majestuoso nivel del delantero centro campeón de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 con la selección de Francia que dirige Didier Deschamps, uno de los hombres más emblemáticos en toda la historia de ese país por lo alcanzado como jugador y como entrenador, Kylian Mbappé Lottin, mejor conocido por todos en el ámbito deportivo como Kylian Mbappé o en algunos casos simplemente como Mbappé, quien se desplazó a placer en diferentes zonas del campo de batalla, humilló en reiteradas oportunidades a Gerard Piqué, Clément Lenglet y a Sergiño Dest, y les anotó un triplete que prácticamente sería lapidario para sus esperanzas en este certamen y vaya que Ronald Koeman, entrenador del Fútbol Club Barcelona sabe que así sucedió y aunque trató de ser positivo ante la prensa, se pudo ver cómo admitió que sus jugadores jóvenes son sumamente inferiores en este momento a los del plantel del Parque de los Príncipes.

“Siempre hay que aspirar a todo, pero también hay que reconocer que nos faltan cosas (…) ya lo he dicho varias veces, estamos en el buen camino y vamos a luchar y seguir cambiando cosas. Hoy jugamos con Dest, 19 años. Con 4 años más es mejor. Pedri, a su edad ya es buenísimo, pero con cinco años más, es mejor que cualquiera del medio del campo del PSG. Es complicado, más con el tema de la prensa. Soy realista. Siempre defiendo a mi equipo. Hemos hecho de todo. Podemos defender mejor, ser más agresivos. Lo vamos a cambiar y vamos a trabajar. Es un momento en el que nos faltan cosas, pero nunca he pensado que no nos faltaran. Todavía no es el final. Parece que yo soy más realista que los demás. Menos mal que soy una persona bastante honrada y recto. Acepto una derrota y vamos a trabajar. ¡Como que no tengo ganas de seguir! Acepto una derrota. Sé dónde estoy lo que tenemos que cambiar. Estamos intentándolo. No estamos al final del camino, sino a la mitad”, sentenció el entrenador del combinado veintiséis veces monarca de LaLiga Santander, máxima categoría del balompié del país de piel de toro, el Fútbol Club Barcelona, en la rueda de prensa, la cual estuvo enmarcada por constantes preguntas sobre su futuro y si querría seguir al mando de los blaugranas.

Pues el crack que estaría sumamente cerca de volver a las canchas para devolverle la alegría al Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España y por fin poder sacarles de la miseria sería nada más y nada menos que el extremo izquierdo estrella de la selección dirigida por Luis Enrique Martínez, Anssumane Fati Vieira, mejor conocido por todos en el ámbito deportivo como Ansu Fati, uno de los jugadores jóvenes más prometedores y llamativos que se ha podido ver en la actualidad gracias a su interesante estilo de juego y grandiosas capacidades, quien se lesionó en el encuentro disputado en el Camp Nou ante el Real Betis Balompié, al que vencieron 5-2 y dónde sufrió una “rotura del menisco interno de la rodilla izquierda”, dejándole a primera instancia al menos cuatro meses fuera del césped, sin embargo, diversos medios han indicado que el atacante de 18 años de edad fue operado de la rodilla a finales de enero, tras no tener una buena recuperación, la cual sería la única esperanza del director técnico del Fútbol Club Barcelona, Ronald Koeman, para enderezar este terrible y catastrófico camino que les ha tocado transitar en los últimos meses y el cual podría terminar siendo determinante para no vivir otra debacle, tal y como les ocurrió en agosto ante el Bayern Múnich de la Bundesliga de Alemania.