Quantcast

El Ayuntamiento de Teruel multiplica su dispositivo invernal

El Ayuntamiento de Teruel ha multiplicado estos días su dispositivo invernal con el fin de paliar los efectos que la borrasca Filomena ha causado en la capital. Así, a la maquinaria y capital humano del consistorio se ha unido la empresa de vialidad invernal que se contrata todos los años.

Además, se han contratado refuerzos dada la excepcionalidad de esta borrasca por la gran cantidad de nieve caída y la previsión de bajas temperaturas en los próximos días, que provocará placas de hielo que dificultarán la circulación de los vehículos y el paso de los peatones por las calles de la ciudad.

El operativo, que comenzó a funcionar en la mañana del pasado jueves, estaba formado por dos camiones quitanieves aportados por la empresa adjudicataria del contrato de vialidad invernal y por dos pick-up con cuña y salero, una miniexcavadora para itinerarios peatonales en aceras, camiones y furgones de suministro de los servicios municipales de limpieza viaria, de parques y jardines y de vías y obras.

Este domingo, y dado que se ha priorizado la eliminación de toda la nieve posible ante la bajada tan importante de temperaturas que se prevé para los próximos días, el operativo se ha visto reforzado con un camión quitanieves, siete máquinas dotadas de pala cargadora para despejar las calzadas y seis miniexcavadoras para limpiar las aceras y habilitar itinerarios peatonales. También se ha contado con la colaboración de cuatro tractores con pala en los barrios rurales y de una motoniveladora gestionada por la Diputación Provincial que ha permitido despejar de nieve tanto el polígono La Paz como el polígono Platea.

TONELADAS DE SAL

La cantidad de sal esparcida por los servicios municipales ha sido de 28 toneladas, a las que hay que añadir la utilizada por la empresa de vialidad invernal que asciende a 23 toneladas y otras 25 toneladas de sal que se han repartido a más de 1.500 personas en los almacenes municipales de la Cuesta del Carrajete y de la Plaza de Toros, por lo que se ha superado la cantidad de 75 toneladas de sal utilizada para hacer frente a la borrasca Filomena.

El personal asignado a este operativo ha sido de 39 trabajadores del Ayuntamiento, toda la plantilla de la Policía Local, tres trabajadores de la empresa de vialidad invernal, los 14 conductores de las máquinas de apoyo y los cuatro conductores de los tractores de los barrios rurales.

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha recordado que desde el pasado día 8 de enero se está repartiendo sal por parte del Ayuntamiento a todas las personas que lo desean para evitar la formación de las temidas placas de hielo en el entorno de sus viviendas, establecimientos o lugares de trabajo. En ese sentido, este mismo domingo a partir de las 10.00 horas se continuaba repartiendo sal en la Plaza de Toros y en los próximos días se va seguir utilizando sal para evitar que la nieve acumulada ocasione problemas por la formación de hielo debido a las bajas temperaturas que se esperan durante toda la semana.

AGRADECIMIENTO A LOS TUROLENSES

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha mostrado su “profundo agradecimiento” a todos los turolenses que, ante una situación tan excepcional, están colaborando en las labores de limpieza de la nieve. “Por mucho que nosotros multipliquemos nuestros efectivos y solicitemos colaboración a otras administraciones, resulta imposible actuar a la vez en todas partes, y con la colaboración ciudadana se está consiguiendo tener nuestra ciudad lo más limpia posible ante las heladas”. Al mismo tiempo, ha destacado la “excelente labor que están desarrollando los trabajadores municipales” de los distintos departamentos que participan en el operativo, así como su “gran profesionalidad”.

No obstante, y dada la previsión meteorológica, desde el Ayuntamiento se reitera el llamamiento a la ciudadanía para que extreme las precauciones a la hora de circular por la capital, tanto en vehículos como a pie, para evitar posibles accidentes. Dada la gran cantidad de carámbanos que se están formando en la capital, en un buen número de aceras se ha acordonado la zona por parte de la Policía Local y algunos de estos carámbanos han podido ser eliminados pero en otros lugares no se ha podido acordonar al no existir un recorrido peatonal alternativo y considerar que reconducir a los peatones a la calzada tampoco presentaba condiciones de seguridad por lo que desde el consistorio se ruega la máxima precaución a la hora de caminar por la calle. “Seguimos en una situación delicada y pido a los turolenses que no salgan de casa si no es absolutamente imprescindible”, ha insistido la alcaldesa.

Por último, ante esta situación, Buj ha solicitado este domingo al Gobierno de Aragón que se incluyera a la capital en las localidades en las que iba a actuar la UME, pero finalmente desde el Ejecutivo autonómico se ha decidido proporcionar la ayuda solicitada por el consistorio a través de otros medios y ha manifestado su disposición a seguir aportando los medios necesarios dependiendo de cómo evolucione la semana.