Quantcast

‘Tardevieja’ en Patio de Leones, el plan más divertido para acabar el año

  • La taberna «cósmica cañí» de la plaza de la Independencia ha organizado una jornada de ’tardevieja’, el día 31 de diciembre: una propuesta de copas, tapas y música en directo de mediodía a cierre
  • Su tardevieja es el plan perfecto para adelantar la jarana en el reloj y disfrutar de unas celebraciones navideñas diferentes a otros años.
  • La entrada al tardeo de Patio de Leones es gratuita, el consumo es libre y a la carta –cada uno paga por lo que pide– y admiten reservas.

Patio de Leones, el rompedor bar ubicado frente a la Puerta de Alcalá, en la esquina con la calle Serrano, es un auténtico pionero desde su apertura –el pasado año– en ofrecer a madrileños y foráneos el concepto del tardeo: esa forma de aprovechar la franja vespertina que ahora se ha puesto más de moda que nunca, dadas las restricciones de horario que han adelantado nuestros hábitos. El ocio de la ciudad está cambiando, se está europeizando, sin por ello renunciar a nuestras señas de identidad: cañas, vinitos y tapeo. Ahora también… en ‘tardevieja’.

Patio de Leones

Así, el tardeo de Patio de Leones, que se ha convertido ya en un clásico en Madrid, se extiende este año al 31 de diciembre. La fiesta  de ‘tardevieja’ arrancará al mediodía y se extenderá hasta el cierre –alrededor de las 22 h–, con continuas actuaciones en directo de distintos géneros –desde flamenco hasta covers de indie y pop rock–, DJ y cotillón para todos.

Entrada gratuita

La entrada será libre y gratuita, es decir, cada uno paga solo por lo que consume, a la carta: una oferta tradicional, versátil y a gusto de todos que incluye desde tapas y raciones (jamón Joselito, mojama de atún de Cádiz, cecina veteada de vaca de León, anchoas de Santander, laterío cinco estrellas La Brújula, patatas bravas, tortilla de patatas hecha al momento, gambas de Huelva, pulpo a la gallega, etc.) hasta guisos como rabo de toro al vino tinto, albóndigas de ternera o callos con chorizo. Para beber en ‘tardevieja’ correrán la cerveza, el vermú –una edición especial diseñado por Martini en exclusiva para Patio de Leones–, 30 referencias de vinos por copas, combinados y cócteles clásicos. Cada bebida se sirve acompañada de un picoteo de cortesía (quesos, frutos secos, aceitunas, chips caseras, etc.).

Madrid
Patio de Leones

Diversión, buen gusto y un puntito de locura están asegurados en la ‘tardevieja’ de Patio de Leones, que se autodefine como «el bar de la plaza de la Independencia», popular, democrático y aperturista. Se trata de un proyecto dirigido por el empresario hostelero Jorge Llovet, fundador de Ramsés –referente madrileño en ocio, copas y gastronomía del que Patio de Leones es vecino pared con pared–. Ocupa un magnífico edificio en chaflán a los pies de la Puerta de Alcalá, que fue durante 125 años la plaza de toros de la ciudad de Madrid (entre 1749 y 1874), y busca recrear el sabor y la autenticidad de la época, así como emocionar al comensal a través de su estética y de una sólida oferta gastronómica.

Decoración de impresión

Sus 200 m2 incluyen una diáfana sala principal con mesas altas, una magnífica barra circular realizada en acero inoxidable y una bodega volada de 2.500 kilos de peso, única en España y con capacidad para más de 1.200 botellas perfectamente aclimatadas según las características del vino. El local está decorado por el prestigioso artista multidisciplinar ganador de un Grammy Sergio Mora, con guiños a la iconografía andaluza y madrileña, en un estilo colorista y rompedor que busca homenajear la cultura española y «su magia surrealista y pintoresca, sus maravillosas contradicciones, su espíritu festivo y su extraordinario sentido del humor» a través de una serie de lienzos y murales de azulejos pintados a mano que muestran iconos flamencos y genios universales con apellido español como Dalí, Picasso, Buñuel, Valle-Inclán o Paco de Lucía.

Madrid
Patio de Leones

En la decoración también participa el escultor Pepe Puente, con piezas en honor a la tauromaquia. Para Patio de Leones ha realizado la obra Espíritu Santo, una escultura de casi 400 kilos que hace las veces de cabina de DJ y recrea la plaza de toros de Las Ventas en acero, y la efigie de dos faunos, Alfa y Omega, que protegen la taberna de las malas energías. Otros sellos de prestigio que han colaborado en el proyecto son La Cartuja de Sevilla, que firma las piezas de vajilla, y La Condesa, que hace lo propio con los uniformes de inspiración chulapa del equipo.