Quantcast

Aliens en 2020: Esto se ha descubierto este último año

Este 2020 que estamos a punto de terminar, y ya iba siendo hora, hemos estado preocupados por un virus como para andar pendientes de los ovnis, los aliens y otros seres extraterrestres. Pero, quien más y quien menos, sigue con la mosca detrás de la oreja con este tema. Los astrofísicos prosiguen con sus especulaciones, los frikis de todo pelaje continúan presentando “pruebas” y destapando supuestas conspiraciones. Y tiene pinta de que todo seguirá así, salvo que baje una nave espacial de ovnis a la tierra y podamos verlos con nuestros propios ojos. Hasta entonces, seguirá habiendo escépticos que no quieran saber nada de extraterrestres y convencidos de la causa haciendo proselitismo por todos los medios posibles.

Las respuesta que nos da la ciencia son esquivas, ambiguas y en ningún caso definitivas. Hay investigaciones cuyas conclusiones apuntan a un lado y hacia el otro, por lo que resulta difícil formarse una idea clara. En cualquier caso, la ciencia seguirá indagando y tratando de responder una de las preguntas que más ha inquietado al ser humano desde los albores de su historia: ¿estamos solos en el universo?, ¿hay alguien mirándonos desde ahí arriba? Todo indica que aún queda mucho para alcanzar una respuesta definitiva.

China quiere saber

aliens

Cada vez más, China se está convirtiendo en la potencia hegemónica del mundo en todos los aspectos: económico, militar, tecnológico…Y no se había quedar atrás, por supuesto, en la exploración del universo y la posible aparición de ovnis o de vida extraterrestre. En enero de 2021 China pondrá en marcha FAST, un radiotelescopio de 500 metros que se convertirá en el más grande y potente del mundo, tras desbancar al ruso RATAN-600. El nombre viene de Five-hundred-metre Aperture Spherical Telescope, o telescopio esférico de quinientos metros de apertura.

China ideó la construcción de este telescopio monumental en 1994. El proyecto se aprobó en 2007 y empezó a construirse cuatro años más tarde, en 2011. Para 2016 el FAST estaba ya preparado para usarse. Sin embargo, antes fue necesario reubicar a unos 10.000 habitantes que vivían en la zona. Su presupuesto fue de 700 millones de yuanes, unos 87,8 millones de euros, pero el coste final fue de alrededor de 150 millones de euros. Veremos si, para el año que viene, este radiotelescopio nos da noticias importantes acerca los ovnis que viven allí arriba, o sigue el silencio como hasta ahora.