Quantcast

El secreto del queso fundido: destapamos de lo que está hecho

El queso fundido es un producto lácteo elaborado a partir de queso, algunos productos lácteos fermentados, a los que se añade un emulgente llamado sales fundentes, algo de sal y colorante alimenticio.

En el supermercado lo encontramos en diversas presentaciones: queso loncheado para sandwich, hilado para gratinar. Queso tipo «quesito», queso untable, queso para pizza, capaz de fundirse a altas temperaturas y de formar hilos al ser estirado, entre otras variedades.

El queso es tan adictivo como las drogas, así quieres conocer más de este tipo de queso, acompáñanos para descubrir el secreto del queso fundido y cómo es el proceso de su elaboración.

¿Qué son las sales fundentes?

¿Qué son las sales fundentes?

Lo primero que nos salta a la vista es ese ingrediente llamado sales fundentes.  Las sales fundentes no son más que aditivos alimentarios que, en la fabricación de alimentos elaborado, se utilizan para reordenar las proteínas de los mismos a fin de prevenir la separación de grasa.

Son en esencia, sales emulsificadas. Su poder emulsificante transforma, bajo la acción del calor, la masa granular del queso en una emulsión suave, cremosa fluida, con el que puedes hacer un sabrosísimo queso frito.