Quantcast

Calvo: El Gobierno siempre conoce el discurso de Navidad del Rey para “acompañarle” en su papel

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido este martes que no es ninguna “especialidad” del momento actual que el Ejecutivo conozca previamente el discurso de Navidad del Rey, porque es algo que lleva siendo así siempre, y que tiene como objetivo “acompañar el papel y la función” que cumple el jefe del Estado al dirigirse a la población, desde su “posición de neutralidad“.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, antes de señalar que será por lo tanto Felipe VI quien decida comentar las consideraciones que considere “oportuno”, aunque se ha mostrado convencida de que sabrá transmitir la “tranquilidad” y “seguridad” que corresponde este año.

“Lamento frustrar con esto pero no hay de este Gobierno ninguna especialidad diferente de lo que es habitual siempre, y es que ese texto se conozca y se vea de alguna manera, para acompañar el papel y la función que cumple ese discurso de Navidad como hacen otros jefes de Estado”, ha apostillado.

Sin embargo, los socios de coalición de Unidas Podemos han ido más allá, y este martes han vuelto a instar directamente al Rey a que durante su discurso de Navidad condene las actividades irregularidades de su padre Juan Carlos I. Según los ‘morados’, si el monarca opta por “callar”, será un signo de “debilidad” de una institución “a la defensiva” que habrá perdido “su razón de ser”.

Sin hacer mención a estas presiones, Calvo ha recalcado que el Gobierno está procediendo este año al igual que se ha hecho siempre en monarquía parlamentaria, que es refrendando en este caso la intervención del Rey.

“La monarquía parlamentaria significa que el Rey evidentemente está en una posición de neutralidad, y que es refrendado en sus actos por el Gobierno, y en este tipo de intervenciones, lo habitual es que el Gobierno las conozca”, ha explicado.

Así, la vicepresidenta primera ha insistido en que “no hay más especialidad salvo la de que el Rey, justamente porque es jefe del Estado, conoce bien nuestro momento, lo interpreta de manera completamente realista, y hará el trabajo que hace cada año”, según ha defendido.

“Lamento mucho frustrar tanto, pero no tiene más especialidad que las circunstancias que él va a considerar oportunas comentar, y más allá de eso, sí que es verdad que estamos en un año particularmente diferente de otro, con mucha complejidad, y en ese sentido la función de tranquilidad y seguridad de todos los órganos está presente también en el papel que tiene que cumplir al Rey”, ha ahondado.