Quantcast

10 claves para encontrar un buen follamigo

Los tiempos cambian, y con ellos, los términos de las relaciones. Ahora somos más directos, y lo que antes se llamaba «amigos con derecho a roce», ahora se llama directamente «tener un [email protected]». Puede parecer un poco burdo, pero el término oficial de la RAE, el de «amigovio», se nos queda un poco corto. En cualquier caso, ¿cuáles son las claves para encontrar un buen follamigo y que el asunto triunfe? Aquí te lo contamos.

Nada de romanticismo

10 claves para encontrar un buen follamigo

Hay que dejar una cosa clara: un follamigo es un compañero sexual, por lo que las citas románticas están más que prohibidas. Es lo mejor, para no entrar en ninguna confusión. Por supuesto, un follamigo es alguien con quien tienes confianza, y aparte de compartir experiencias sexuales, también puede ser tu amigo. Eso sí, dejando claro cuál es vuestra relación y vuestros límites.

Tener un follamigo implica tener un compañero sexual, más o menos estable, pero esto no quiere decir que sea el único, o que seáis exclusivos. Como en toda relación, lo importante es la comunicación. Lo bueno de tener un follamigo es que tienes alguien con cierta confianza, para poder pasar el tiempo de una forma divertida, en la cama, y a vuestro aire. No implica nada más.