Quantcast

Un tiburón arranca las manos y un pecho de una mujer mientras se bañaba junto a su famila en la Polinesia

Una turista francesa perdió sus manos y uno de sus pechos cuando fue atacada por un tiburón mientras se encontraba de vacaciones junto a su famila en la Polinesia Francesa.

La mujer, de 35 años de edad, se encontraba el lunes frente a las costas de la Isla de Moorea mientras disfrutaba junto a los suyos de un paseo en barco para ver ballenas.

Durante el trayecto, algunos pasajeros saltaron del barco para darse un baño en alta mar, momento en el que la víctima sufrió en ataque del escualo.

Como consecuencia del mismo, la turista perdió ambas manos y uno de sus pechos, informaron los servicios médicos de la isla el martes. El ataque se produjo delante de su familia, incluída su hija de seis años, informó la estación de radio ‘Radio 1′.

La víctima fue atendida en primera instancia por los médicos de la Hotel InterContinental de Moorea en la misma playa.

«Vi a una mujer sin brazos, su mano izquierda colgaba de de la extremidad desgarrada, también tenía una mordedura a la altura de las costillas. Fue un momento terrorífico», declaró uno de los testigos en el citado medio.

Otro testigo aseguró que la mujer se encontraba consciente cuando estaba siendo atendida en la orilla de la playa y se preguntaba «¿Por qué me habéis llevado allí si no era seguro?».

Los ataques de tiburón son extremadamente raros en la Polinesia, de acuerdo con las cifras publicadas en la  International Shark Attack File, desde 1580 sólo se han producido 6 ataques de escualos.