Quantcast

Análisis World War Z – El Mejor cooperativo de zombis de esta generación

World War Z es uno de esos pocos productos que tiene libro, película y videojuego. El autor del libro, publicado en 2006, es Max Brooks, hijo del cómico y director cinematográfico Mel Brooks. En 2013 se estrenó la película, protagonizada por Brad Pitt y ahora por fin nos llega el videojuego, desarrollado por Saber y distribuido en España por Koch Media.

World War Z se inspira en otro juego de hace unos años titulado Left 4 Dead. Así pues, la historia nos coloca ante 4 capítulos sucedidos en Nueva York, Jerusalén, Moscú y Tokio. En total 11 capítulos aunque próximamente podremos disfrutar gratuitamente de otro más en el que 4 protagonistas tendrán que sobrevivir al apocalipsis Zombi llegando del punto A al punto B, masacrando hordas a disparos y explosiones y cumpliendo objetivos intermedios.

La historia sucede algo después de lo ocurrido en la película, por ejemplo en Jerusalén, uno de los escenarios que aparecen en la obra cinematográfica, veremos la brecha en el gran muro que mantenía a salvo a la ciudad. A pesar de que no se menciona demasiado ni qué ha sucedido ni cómo está la situación en otros lugares, nos damos cuenta de que el mundo ha caído ante el horror Zombi y que somos unos supervivientes que tenemos que salir de ese lugar.

En cada capítulo tendremos a 4 supervivientes diferentes, 16 en total. Cada uno tiene su historia que se desbloquea jugando con ese personaje y completando una de las historias. No es que sea una historia muy profunda pero si vemos el origen y podremos entender un poco más a cada uno de ellos. Tenemos desde el fotógrafo del New York Times que está en Jerusalén cubriendo la evacuación y todo el apocalipsis le pilla en la ciudad israelí, el bombero que sobrevivió al 11-S de Nueva York y ahora también tendrá que sobrevivir, el mafioso ruso que ve la luz y decide hacer el bien a los pocos supervivientes o el Yakuza que regresa a Japón a salvar a su familia. Un completo elenco de 16 personajes bastante carismáticos en el que cada cual podrá sacar sus preferencias.

Además de la elección del personaje, podremos elegir las clases y la dificultad. El juego nos recomienda ir subiendo los niveles de dificultad a medida que vayamos ascendiendo de nivel en el propio juego. Tenemos desde fácil, normal, difícil, muy difícil y demencial. 5 niveles en los que nos van quitando ayudas de botiquines, aumenta el fuego amigo, los zombis resisten más balas, los personajes no pueden ser levantados una vez caigan…

En cuanto a las clases el modo historia nos pone ante 6 clases: Pistolero, destructor, médico, manitas, rebanador y exterminador. Cada clase tiene unas particularidades y comienza con un arma principal y una ventaja distinta. El pistolero por ejemplo comienza con un subfusil y una granada mientras que el exterminador llevará una escopeta y un cóctel molotov. Además cada clase tiene sus propias ventajas. A medida que vamos jugando, vamos subiendo el nivel por separado de las clases y se irán desbloqueando ventajas dentro de un árbol correspondiente a cada clase. Hasta 30 ventajas por cada nivel que subamos podremos adquirir.

Lo mismo sucede con las armas. Por cada arma que usemos iremos subiéndole la experiencia y el nivel. Tenemos bastantes armas distribuidas en tres categorías dependiendo de su calidad. Podremos usar fusiles de explorador, de asalto, subfusiles, pistolas, escopetas, rifles de francotirador… El arsenal es bastante amplio. A medida que vayamos subiendo de nivel cada arma, adquiriremos unas mejoras que debemos de pagar, al igual que con las ventajas anteriores y que les darán mejoras estadísticas.

World War Z se juega tanto en cooperativo como en solitario con otros 3 jugadores más. Cada uno escogerá su clase, aunque siempre viene bien que el equipo este compensado, y una vez se finalicen las misiones se ganará monedas para adquirir mejoras y experiencia. Recomendamos encarecidamente el jugar con amigos, aunque el Matchmaking del juego no está nada mal implementado y podremos jugar con desconocidos, pero un juego cooperativo de este estilo es para aprovecharlo con otros tres amigos porque la diversión está asegurada. En cuanto al modo de visión, si L4D era en primera persona, este World War Z nos sitúa en una visión en tercera persona detrás del personaje y con la posibilidad de cambiar de hombro la cámara, muy al estilo de The Division pero sin la posibilidad de cubrirnos en los muros, tampoco nos hará falta, los zombis no disparan. Tendremos que tener cuidado con el fuego amigo y podremos cambiar de armas en medio de la partida cogiendo los rifles que nos encontremos por el escenario y también armas especiales como supermetralletas o escopetas automáticas y motosierras.

Además del modo historia, también World War Z incluye un modo multijugador. Aquí podremos escoger hasta 10 clases diferentes cada una con un arma primaria, secundaria, equipamiento y arma pesada. De igual manera iremos ganando experiencia para ellas por separado a medida que las usemos. Los modos de juego son clásicos como dominación capturando zonas, rey de la colina manteniendo una zona, duelo por equipos, recolección de recursos y caza de vacuna que es tomar la bandera. En todos estos modos lucharemos contra otros contrincantes pero además habrá zombis estorbando haciendo de esta manera un modo de jugador contra jugador contra zombi que es bastante curioso de jugar.

A nivel gráfico World War Z luce correctamente pero si que impresiona cuando lanza las hordas zombis Innumerables enemigos aparecen en pantalla, trepan y hacen pirámides cual castellers para colarse en las zonas donde estamos a salvo, todo ello luciendo una fluidez exquisita y sin que se le vean las costuras al juego. Cada personaje está detallado y la ambientación está genialmente realizada, desde las zonas callejeras o incluso museos en Moscú repletos de cuadros. La sensación de agobio encajados en lugares pequeños y rodeados de enemigos está muy bien conseguida.

El nivel sonoro es un poco el pero de este juego ya que aunque la banda sonora está muy bien implementada y en los momentos cumbre nos pone en alerta, no se han introducido los golpes de las balas en el cuerpo de los zombis, esto es algo muy importante porque al no oír como golpean nuestras balas, da la sensación de que se pierden y no estamos golpeando a nada. A medida que vas jugando te haces a ello, pero resulta raro el disparar y que parezca que nuestros disparos se pierdan en un gran muro de algodón. A pesar de ello, los zombis si que mueren cuando deben.

World War Z es sin duda la gran opción de juego cooperativo de esta generación que ya está pensando en la siguiente. Ha llegado algo tarde pero tenemos ante nosotros a un digno sucesor de Left 4 Dead, una evolución del juego que hace que si os gustan los zombis y os gustan los juegos cooperativos, este es la mejor opción que aúna todo. Se ven detalles de la película y del libro, tiene su parte táctica y rolera que nos anima a seguir jugando y jugando para mejorar todo. Un juego imprescindible sin duda que aunque con algo de retraso por el nombre de la franquicia, ha sido muy bien recibido. Otro éxito de los amigos de Koch Media.