Quantcast

Pilladas flagrantes mirando donde no debes

 Es verdad que a veces, no podemos evitar dejarnos llevar por nuestros impulsos, y echar un vistazo donde no debemos. Porque los humanos, somos seres curiosos por naturaleza, pero lo malo es que no somos discretos tu naturaleza. Y pasa lo que pasa, que nos pillan mirando donde no debemos. Éstos son algunos casos.

10 Pilladas flagrantes mirando donde no debes 01Estrategia

La verdad, es que nosotros estamos dudando en esta imagen de lo que pasa en realidad. Porque puede ser que el tipo está mirando las cartas que tiene la chica, y no el escote. O tal vez, la mujer lleva ese escote por estrategia, para ganar la partida de póquer. En cualquier caso, tenemos que saber que es un arma de doble filo.

No hay que juzgar a una mujer que lleva escote, porque tenemos el derecho de vestir como queramos, pero también es verdad, que si lo llevamos, también es inevitable que los hombres se fijen en ello. Así que también es hipocresía tachar a un hombre de que sea un cerdo porque te haya mirado el escote. Es verdad, que si lo hace de una forma continuada, la cosa ya es distinta. Aun así, los límites no suelen estar demasiado claros.