Quantcast

Pestiños: la receta para hacerlos sin matalauva

Los pestiños forman parte del recetario de los postres tradicionales típicos de Semana Santa y junto a las más ricas torrijas, mona de Pascua y roscos fritos, se disfrutan con total devoción. Tradicionalmente, los ricos y dulces pestiños contienen matalauva entre sus ingredientes; no obstante, es posible prepararlos sin este en caso de que no seas muy amante de su sabor y potente aroma. 

Pensando en esos gustos particulares que prefieren no añadirlo, traemos la receta de los más divinos pestiños, pero sin matalauva. Estos estarán delicadamente perfumados y definitivamente, quedan muy ricos.

Un dulce tradicional producto de diferentes influencias culturales

Pestiños la receta para hacerlos sin matalauva

La receta de los pestiños que hoy se preparan en toda España, pertenece a la cocina andaluza y data del siglo XVI, momento en el cual Francisco Delicado, nombraría a este delicioso dulce.

No obstante, ya en la Roma clásica se conocía un dulce muy similar, de nombre frictilia, el cual se preparaba con harina, manteca de cerdo y miel. Este se consumía de manera tradicional durante las festividades Saturnalias.

Ahora bien, el pariente más cercano de los pestiños, es la fijuela, un dulce de harina frita y almíbar que pertenece a la cocina sefardí; y que aún se prepara en Castilla y Aragón bajo el nombre de hojuelas manchegas. Los pestiños son el producto del entrelazamiento de las culturas: cristianas, judías y musulmanas que han poblado el territorio español.