Quantcast

El obispo Jesús Murgui se despide de la Diócesis de Orihuela-Alicante

El que ha sido el prelado de Orihuela-Alicante durante más de nueve años, Jesús Murgui, se ha despedido este sábado de la diócesis con una misa en la Concatedral de San Nicolás de Alicante, donde ha dado las gracias a todos los fieles y ha pedido a los asistentes una «acogida cálida» para su sustituto, monseñor José Ignacio Munilla.

A la misa de despedida han asistido el alcalde de la ciudad, Luis Barcala, entes festeros y responsables militares, según ha informado la Diócesis en un comunicado. Asimismo, le han acompañado el obispo emérito de Canarias, monseñor Francisco Cases, o el obispo de la diócesis de Albacete, Ángel Fernández; fieles y miembros del Consejo Diocesano de Pastoral y del Consejo Diocesano de Economía; Consejos parroquiales o las Delegaciones Diocesanas con sus Secretariados.

El obispo Jesús Murgui ha tenido palabras de agradecimiento para todos los fieles. «Las palabras encuentro, camino y gratitud han tenido especial presencia en la memoria agradecida para con Dios y para con vosotros que muy someramente he podido esbozar y compartir ahora, en estos breves momentos que no pueden contener, ni reflejar tanta vida, entrega y gracias que Dios nos ha concedido en todos estos años», ha afirmado en su homilía.

También ha hablado de perdón «a cuantos podáis haber sufrido que mi servicio no haya dado el fruto que necesitabais para afianzar la evangelización y la vida cristiana entre nosotros» y ha tenido palabras para los obispos que le precedieron que, «siendo todos tan distintos entre sí, todos hemos estado dedicados por entero a nuestro servicio de pastores, sin distracciones de especialidades propias dominantes, o batallas de guerras ajenas».

«Esa dedicación total, y la sintonía, de todos, en una línea eclesial común de renovación y servicio, es parte de la explicación de tener una Diócesis viva y con notable personalidad y futuro», ha dicho.

Jesús Murgui deja atrás nueve años de trabajo en la Diócesis de Orihuela- Alicante donde ha cumplido sus bodas de oro como sacerdote (en 2019) y sus 25 años como obispo (en mayo de 2021). Durante su episcopado en Orihuela-Alicante ha presidido el 450 aniversario de la Diócesis, varios congresos sobre familia y educación, un Sínodo Diocesanos de Jóvenes o el nombramiento como obispo en 2016 del entonces sacerdote diocesano Francisco Conesa.

El papa Francisco aceptaba su renuncia como obispo de Orihuela-Alicante, el pasado 7 de diciembre de 2021. La renuncia fue presentada por motivos de edad el 17 de abril de 2021, fecha en la que cumplía 75 años, el límite de edad que fija el Derecho Canónico para ocupar este cargo. Pasará a ser a partir del próximo 12 de febrero obispo emérito de la Diócesis de Orihuela-Alicante.