Quantcast

Cuatro marchas ciudadanas reclaman la recuperación del río Manzanares y su entorno

Agrupaciones vecinales de Puente y Villa de Vallecas, Usera, Villaverde y Perales del Río, con el apoyo de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), han convocado este sábado cuatro marchas simultáneas para reclamar al Ayuntamiento de Madrid la recuperación del río Manzanares y su entorno.

Las marchas, convocadas que con el lema ‘Por un río para una ciudad y sus barrios’, han servido para reclamar, por cuarta vez, su limpieza y acondicionamiento, así como la recuperación del riachuelo que corre a su lado, el Arroyo de La Gavia.

Esta acción de protesta se producen en un momento en el que el Ayuntamiento de Madrid se encuentra en pleno proceso de estudio y definición de una serie de intervenciones en sus dos márgenes y arroyos, actuaciones que se ejecutarán en el marco del Plan Madrid 360 y el proyecto de Bosque Metropolitano y que estarán incluidas en el lote número cuatro de Parques Fluviales de Madrid.

Según defienden los convocantes, «la degradada zona sur del Manzanares» requiere de «una intervención profunda» que sirva para recuperarla tanto desde el punto de vista medioambiental como social, «un plan que solo puede hacerse en clave de reequilibrio territorial, con el objeto de reducir la enorme brecha que la separa del resto de la capital».

En este marco, el movimiento vecinal ha reclamado la recuperación del río Manzanares, que pasa por la eliminación de la contaminación de sus aguas y la limpieza de sus márgenes. «En los últimos años, el cauce y los terrenos que lo rodean se encuentran en una situación medioambiental muy alarmante», ha recalcado.

También ha reclamado la recuperación de afluentes como el arroyo de La Gavia y el arroyo de La Abulera y del Camino de la Magdalena, lo que incluye «el fin de los usos indebidos y la eliminación de las escombreras ilegales, entre otras actuaciones», así como la eliminación de los malos olores y contaminación del río «procedentes de las depuradoras existentes en la zona, que pasa por cerrar o soterrar las instalaciones más viejas y molestas».

Asimismo, ha defendido que el terreno liberado por este tipo de intervención «debería servir para promover usos culturales, sociales e incluso económicos», con el impulso de iniciativas sobre energías renovables y de investigación y desarrollo.

También han estimado como necesaria la recuperación y conservación del patrimonio histórico y cultural de la zona, como es el caso de los vestigios del Real Canal del Manzanares o las trincheras de la Guerra Civil española existentes, y el impulso de la agricultura periurbana con el fomento de huertos comunitarios y familiares, así como la firma de un acuerdo de acciones concertadas entre los tres ayuntamientos del Manzanares Sur, los de Madrid, Rivas y Getafe.

Todas estas medidas y otras actuaciones que afecten a la zona «deberían debatirse y acordarse en un espacio de participación ciudadana en el que tomen parte las asociaciones vecinales junto a los responsables de la Administración».