Quantcast

Las adicciones más extrañas del mundo

Todos tenemos nuestras pequeñas adicciones, algunos más y otros menos. No todos tenemos el mismo gusto y, por tanto, no haremos lo mismo. Ahora bien, es cierto que hay algunas adicciones que son más comunes que otras ya que existen algunas necesidades bastante diferentes e incluso extrañas si las comparamos con lo que está establecido como normal.

A continuación vamos a conocer algunas de las adicciones más extrañas del mundo, esas que piensas que nadie tiene o que incluso no existen, pero que realmente se encuentran alrededor del mundo. Así que no te pierdas estas adicciones, ¡Te sorprenderán muchísimo!

Adicción al bronceado

Las adicciones más extrañas del mundo

A pesar de que tomar el sol parece algo inofensivo, realmente no lo es. Es cierto que la mayoría de personas pueden tomar el sol durante un rato simplemente, pero hay otras personas que no, no pueden evitar tomar el sol a todas horas. Esto se conoce como adicción al bronceado ya que no es que estas personas sientan que necesiten vitamina D, no, sino que necesitan estar bronceadas.

¿Cómo sucede esta adicción? La fijación por el sol tiene un motivo científico y es que cuando el cuerpo se expone a los rayos UV, o luz ultravioleta, produce endorfinas. Las endorfinas, por su parte, son unas hormonas que se relacionan con el placer y el bienestar, eso que sientes al hacer deporte. De ahí a que tomar el sol se convierta en toda una adicción.