Quantcast

Las 6 claves que debes saber para preparar tu cocina en Navidad

Se acerca la Navidad y llega el momento de comenzar con la planificación de las comidas y cenas más especiales del año. Después de un 2020 con restricciones y limitaciones de aforo, por fin podemos volver a reunirnos con todos nuestros familiares y amigos. Por ello, la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) nos da las claves de cómo mantener el orden en la cocina, planificar los menús con tiempo y hacer el mejor uso de los electrodomésticos en estas fechas sin renunciar a «la buena cocina hecha en casa».

Frigoríficos y congeladores a pleno rendimiento

Son días en los que el uso que le damos es fundamental para que no se produzca un aumento del gasto energético. Aunque la mayoría de los frigoríficos actuales se caracterizan por la eficiencia energética, es importante mejorar el uso que les damos. En este sentido, los modelos con pantalla en la puerta o conectados al smartphone nos permiten ver el interior sin abrirlo, algo que nos ayuda a ser más respetuosos con el entorno y que también se refleja en la factura de la luz.

Los expertos de AMC destacan que para mantener la calidad de los alimentos y garantizar su máxima durabilidad es recomendable que el frigorífico cuente con sistemas que eviten la acumulación de hielo y escarcha en el congelador y con sistemas de regulación automática y continua de la temperatura interior.

Gana tiempo: prepara el menú ahora y disfruta en Navidad

¿Por qué esperar al último momento para hacer la compra y cocinar? Comprar con antelación los alimentos necesarios para las celebraciones permite ahorrar y cocinar con tranquilidad y con técnicas de conservación como la congelación o el envasado al vacío se conservan todos los nutrientes y sabor de los platos. Los abatidores enfrían rápidamente los alimentos una vez cocinados y los cajones de vacío sirven para envasar las recetas, de modo que se conservan perfectamente los aromas, sabores, texturas y nutrientes

El placer de cocinar al horno

Los hornos de grandes dimensiones, de hasta 90 cm de ancho y doble altura, permiten hornear alimentos más grandes o varias recetas a la vez. Además, las sondas térmicas que nos indican si el plato está cocinado por dentro y las cámaras interiores nos permiten saber si el plato está listo sin necesidad de abrir la puerta. Ahorraremos tiempo y energía.

Placas de cocina, el electrodoméstico más versátil

Las placas de cocina destacan entre los electrodomésticos más utilizados en Navidad. Con las placas de inducción flexibles es posible cocinar varios platos de forma simultánea, incluso a distintas temperaturas, ya que generan calor en cualquier punto de la placa en la que se sitúe el recipiente sin importar su forma, tamaño o posición del mismo. Esto permite aprovechar mejor la superficie útil de cocción y ahorrar energía.

La limpieza no es problema

En Navidad no solo debe preocuparnos ahorrar energía, el consumo de agua también crece, ya que son días en los que se multiplican los invitados y la limpieza puede ser un momento de caos. Según datos de AMC, las nuevas generaciones de lavavajillas pueden llegar a ahorrar hasta un 36% de agua, lo que se traduce en 1.400 litros menos en un año sin apenas rumorosidad. Los residuos generados también aumentan en estas fechas, pero los trituradores de alimentos permiten reducir significativamente la cantidad de desperdicios orgánicos y el impacto generado en el entorno. Los centros de reciclaje integrados también lo ponen fácil a la hora de recoger y reciclar, ya que actualmente son elementos estéticos, ergonómicos y esenciales para cuidar al medio ambiente.

Las bebidas, siempre a la temperatura perfecta

Los amantes del maridaje no pueden prescindir de las vinotecas de refrigeración rápida y climatización dinámica, que enfrían el vino en poco tiempo y lo mantiene a su temperatura perfecta. Existen diferentes diseños que se adaptan a cada estancia. Por ejemplo, los electrodomésticos en columna son la mejor opción cuando hay poco espacio. En la misma línea, los enfriadores de bebidas sobre encimeras mantienen la temperatura original de cualquier botella una vez abierta con una variación de apenas 1 o 2ºC.