Quantcast

Qué es la difteria

Hay tantas infecciones causadas por virus y bacterias que, sin lugar a dudas, nos sorprenderían su presencia, muchas de ellas requieren de un contacto directo para su contagio y logran afectar de tal manera a la persona que incluso puede causar la muerte. Este es el caso de la difteria y en las siguientes líneas te explicaremos de qué trata, cuáles son sus síntomas además de otros aspectos en relación a ella.

Por ello te invitamos a que sigas leyendo para que conozcas sobre ella y tomes prevención.

¿Qué es la difteria?

¿Qué es la difteria?

La difteria es una enfermedad infecciosa muy aguda e incluso de carácter epidemiológico, ocasionada por la exotoxina proteica que produce el Corynebacterium diphtheriae. Esta afecta las mucosas de las vías respiratorias, así como las digestivas superiores, tales como: amígdalas, garganta, nariz, miocardio, fibras nerviosas o piel, pero gracias a su vacuna no es frecuente en los países desarrollados

La difteria se trata con medicamentos, pero si está muy avanzada suele dañar el corazón, los riñones y el sistema nervioso, además que los tratamientos pueden ser incluso mortales en especial para los niños. Por ello los expertos han advertido que la difteria puede volver a ser una gran amenaza mundial.

¿Cuáles son los síntomas de la difteria?

Los síntomas de la difteria son variados e incluso hay personas que no manifiestan síntomas, pero son portadoras de la misma, las señales de infección son las siguientes:

  • Una membrana gruesa y gris recubriendo garganta así como las amígdalas.
  • Dolor de garganta y ronquera.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.
  • Dificultad respiratoria o muy rápida.
  • Secreción nasal.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Cansancio.
  • Infecciones bacterianas en la piel con dolor, enrojecimiento e hinchazón.
  • En menor frecuencia infección cutáneas, vaginales, conjuntivas oculares y de oídos.

Los síntomas aparecen de 3 a 9 días del contagio.  

¿Cómo se transmite la difteria?

La difteria se trasmite a otros por contacto directo por los estornudos, garganta, piel, ojos o secreción de las personas infectadas, estas personas son muy contagiosas en los primeros 15 días. Esto posteriormente baja  y tras los antibióticos apropiados, el periodo se limita a 5 días, lo cierto es que recuperarse de la misma, no causa siempre inmunidad duradera.

¿Cuál es la vacuna contra la difteria?

La vacuna de la difteria es una combinación de la toxoide de la difteria usualmente con el del tétanos (Clostridium tetani) y el de la tos ferina (Bordetella pertussis), una vacuna triple llamada DTP. Hay una versión de la vacuna para niños y otra vacuna contra el tétanos, la difteria y la tosferina o Tdap para adolescentes y adultos, esta es recomendable en la infancia en los Estados Unidos.

Son cinco inyecciones administradas en el brazo o muslo, en los niños en los siguientes parámetros:

  • 2 meses.
  • 4 meses.
  • 6 meses.
  • 15 a 18 meses.
  • 4 a 6 años.

¿Cuál es el tratamiento de la difteria?

La difteria se trata sobre todo con la sueroterapia antitoxina, la cual es de origen equino, y antes de aplicarse se debe realizar un test cutáneo o en la conjuntiva, todo para descartar hipersensibilidad posible. Los antibióticos solo son accesorio en el tratamiento, ya que ellos están para acelerar que desaparezca el germen en las personas curadas pero que aún son portadores.

¿Cuáles son las causas de la difteria?

La difteria la causa la bacteria Corynebacterium diphtheriae y se propaga de las siguientes maneras:

  • Gotas trasmitidas por el aire: una persona infectada al estornudar o toser, lanza estas gotas contaminadas y quien esté cerca las inhala la bacteria, esto ocurre en hacinamiento.
  • Artículos personales contaminados: el manipular o compartir pañuelos desechables, toallas de mano y objetos personales con una infectada, se contagia de la bacteria.
  • Al tocar heridas infectada de personas que portan la difteria.

¿Quiénes representan factores de riesgo para contraer difteria?

Estas son las personas en mayor riesgo de contagiarse de difteria:

  • Niños y adultos no vacunados.
  • Quienes vivan en condiciones de insalubridad o hacinamiento.
  • Personas que se trasladen a zona con la infección.

¿Cuáles son las complicaciones que se pueden presentar por sufrir de difteria?

Una difteria no tratada puede desencadenar en las siguientes complicaciones:  

  • Problemas respiratorios: la toxina de la difteria daña el tejido cercano en la zona infectada, sobre todo nariz y garganta. E crea una membrana dura grisácea de células muertas, bacterias y demás sustancias, que pueden obstruir la respiración.
  • Daña el órgano cardíaco: la toxina puede viajar y diseminarse en el torrente sanguíneo y dañando todos los tejidos, entre ellos el corazón de manera leve o grave, lo que conlleva a una insuficiencia cardíaca e incluso la muerte de manera súbita.
  • Daña los nervios: los nervios son dañados por la toxina, comúnmente los de la garganta, dificultando tragar, además que afecta también los de los brazos y piernas inflamándolos asi como provocando la debilidad en los músculos.

Las personas con difteria con tratamiento pueden superar las complicaciones solo que suele costar su recuperación, ya que es lenta, esta enfermedad es mortal, con una tasa del 5 % al 10 %. Y los niños menores de 5 años o adultos mayores de 40 años, son los más propensos a fallecer.

¿Se requiere de inyecciones de refuerzo contra la difteria?

¿Se requiere de inyecciones de refuerzo contra la difteria?

Tras las vacunas iniciales en la niñez, se requiere de un refuerzo contra la difteria para ayudar a la inmunidad, pues con el tiempo la inmunidad desaparece. Si los niños fueron vacunados antes de los 7 años, el refuerzo se aplica a los 11 o 12 años, luego 10 años después, y posteriormente cada 10 años; este refuerzo es una Tdap (la difteria, el tétanos y la tosferina) o el tétanos y la difteria (Td).

La Tdap es una alternativa para los adolescentes con edades comprendidas entre los 11 a 18 años y los adultos que no se han reforzado previamente. También se puede aplicar una vez en el embarazo, independiente de otras vacunas con anterioridad, lo cierto es que hay que consultar con el medico sobre lo que tiene que ver con la serie Td para niños de 7 a 10 años que no estas al día.