Quantcast

Extremadura vive su primer fin de semana sin restricciones sin «grandes problemas de orden público»

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha valorado positivamente el primer fin de semana en el que las restricciones de aforo y horarios que continuaban activas en Extremadura para contener la pandemia han quedado definitivamente suprimidas.

De este modo, ha considerado que el fin de semana «ha ido bien» y que «no» cree que se hayan tenido «grandes problemas de orden público»; a la vez que ha hecho hincapié en que se trataba de un fin de semana «muy importante».

Y es que, como ha apuntillado, «la gente se iba a tirar a las barras de los bares, la gente se iba a tirar a intentar aprovechar el tiempo perdido de ocio», pese a lo cual se ha mostrado «satisfecho de la sociedad extremeña» que «lo que quiere es divertirse, lejos de otras connotaciones que tienen en otras comunidades autónomas que es un gesto de rebeldía y un gesto de libertad».

«Y eso es muy importante para esta tierra», ha continuado, para agradecer también que a las recomendación se unan voces profesionales: «ellos son mucho más importantes que yo a la hora de que las personas cumplan con esas restricciones».

Así lo ha señalado el consejero durante su intervención en la mañana de este lunes, día 4, en el Foro Hoy Salud en el que ha pronunciado la conferencia ‘El futuro de la sanidad extremeña tras la pandemia de Covid-19’ en el NH Gran Hotel Casino de Badajoz, y en cuyo turno de preguntas ha sido preguntado por su valoración del primer fin de semana sin restricciones en la región.

De igual modo y en lo que a incidencias se refiere, José María Vergeles ha explicado que se está ante un «proceso de estabilización», como están el resto de comunidades autónomas e «incluso» el resto del país, y que este lunes se tendrá una incidencia acumulada de alrededor de 51 a los 14 días y a los 7 días de alrededor de los 26 casos por 100.000 habitantes, lo cual para una población con más de un 82 por ciento de vacunados «significa que no tendremos afortunadamente enfermedad grave».

«Creo que en ese esfuerzo tenemos que estar contenidos», ha concluido, para esperar «cruzando los dedos» que dentro de 10 días no se tenga «ninguna sorpresa porque será cuando empiecen a verse las dificultades que hayamos tenido a lo largo del fin de semana».