Quantcast

Viajar en cámper es una experiencia que todos deben vivir

El uso de las furgonetas cámper no ha parado de crecer en las últimas temporadas. Viajar de esta manera permite contar con libertad plena, de forma que las personas pueden desplazarse por el mundo a cualquier hora del día y alojarse frente a cualquier paisaje o destino preferido.

No hay nada mejor para aliviar el estrés que dejar atrás todo por unos días, preparar las maletas e irse de viaje para desconectar. Las épocas actuales del año son ideales para hacer una buena escapada, ya sea a alguna ciudad distinta de España, ¿o por qué no?, un pequeño viaje fuera del país.

La temporada de viajes hace que muchos piensen cuál es la mejor manera de llevar a cabo su escapada, buscando tal vez nuevas experiencias que vivir en el lugar de destino. Lo cierto es que detalles como el tipo de transporte o el alojamiento, pueden marcar una gran diferencia.

En este contexto no se puede dejar de mencionar a las furgonetas cámper, una especie de pequeña autocaravana que se está volviendo tendencia entre los usuarios amantes de los viajes. Con este vehículo, que incluye cama y cocina, es posible viajar de un lado a otro sin ningún tipo de complicación o restricción en cuanto a alojamiento y desplazamiento.

Al viajar en una cámper el único destino certero es la carretera. Es posible trazar rutas imposibles de llevar a cabo cuando se viaja en bus o taxi, y la necesidad de acudir a un hotel es inexistente en esta clase de viajes. Esto permite dormir en cualquier lugar donde las normativas lo permitan, de hecho, hay muchos sitios que brindan la opción de despertar frente a paisajes hermosos.

Con estas furgonetas cámper no solo se puede tener total libertad durante el viaje, sino que se puede ahorrar dinero en alojamiento y comida. No es necesario adquirir una cámper propia, pues existen empresas que las alquilan para comodidad de aquellos turistas que desean viajar de esta forma tan interesante y única, lo que asegurará una escapada inolvidable.

Recomendaciones para preparar el equipamiento

A la hora de alquilar una cámper, es importante tener en cuenta que la empresa que la ofrezca, la mantenga en buen estado y bien equipada. Es importante conocer cuál es el equipamiento camper que se necesitará para el viaje, dependiendo de las necesidades que se tengan y las rutas que se quieran llevar a cabo, para así elegir el modelo ideal y sacarle el máximo provecho.

Lo principal que se debe tener en cuenta es la duración del viaje en sí mismo. Suena bastante obvio, pero muchos lo suelen olvidar, ya que cuanto más largo sea el viaje, más equipamiento se necesitará. De esta forma, será posible mantener la comodidad durante la escapada y disfrutar al máximo del viaje.

Otro factor importante es que muchos de los que se aventuran por el mundo con una cámper suelen hacer paradas en campings, para disfrutar un poco de la naturaleza. En este sentido, es recomendable que la furgoneta cámper cuente con un toldo y con mobiliario exterior, tales como mesas y sillas. Con esto será posible pasar el día al aire libre sin muchas complicaciones.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es el de la comida. Aquellos que deseen ahorrar algo de dinero olvidándose de los restaurantes, deben procurar que su cámper cuente con nevera y cocina.

Otros aspectos, como WC químico, calefacción, placas solares o conectividad WiFi, serán esenciales si se piensa viajar con la cámper hacia lugares remotos. Son aspectos del equipamiento que pueden sacar de apuros en sitios en los cuales haya pocos servicios.

Algunos accesorios, como una cámara de visión trasera (para aparcar con facilidad), adaptadores para el grifo del agua, o pastillas potabilizadoras para limpiar el agua recogida, no son completamente esenciales, pero pueden ser muy útiles en ciertos casos; por lo tanto, será recomendable tenerlos en el equipamiento durante el viaje.

Al tener todos los aspectos anteriores en cuenta, y tomar decisiones dependiendo del tipo de viaje que se quiera  realizar, será posible preparar un buen equipamiento que pueda prestar buen servicio durante todos los días en los que se usará la cámper. De esta forma, será posible olvidar los problemas y simplemente disfrutar la experiencia.