Quantcast

El 67,6% de los autónomos sigue lejos de recuperar la actividad prepandemia

El 67,6% de los autónomos todavía no ha recuperado su actividad previa a la pandemia, a pesar de la relativa vuelta a la normalidad, la caída de los contagios y el avance de la vacunación, según los datos publicados este miércoles en el Barómetro de Situación de Autónomos del mes de septiembre, elaborado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

Esa ralentización de su actividad se ha traducido también en una caída de su facturación y la cifra de negocio, ya que el 35,1% de los encuestados se sitúan a la mitad de los números registrados antes de la pandemia.

A pesar de esos datos, el 49,5% de los autónomos que no se han recuperado del impacto de la pandemia no se plantea, por el momento, cerrar su negocio, frente a un 7,4% que asume esa realidad.

Respecto a las fechas de recuperación, solo un 2,6% cree que lo hará a finales de este año y un 39,8% confía en que esa mejora llegará en 2022.

Sin embargo, un 30,3% de los autónomos que han participado en el barómetro sostiene que su negocio se ha recuperado por completo del impacto de la pandemia y, de ellos, un 23,8% ha logrado un nivel de facturación mejor que el que tenía antes de marzo de 2020.

SIN COBRO DE PRESTACIONES

El 90,8% de los 1.354 autónomos que han participado en el barómetro de septiembre de ATA sostienen que actualmente no perciben ninguna de las medidas aprobadas por el Gobierno. Solo un 8,6% que asegura recibir las ayudas estatales y, de ellos, un 87,2% prevé solicitarla de nuevo si se prorrogan.

Las prestaciones por cese de actividad también marcan sus respuestas de cara a los próximos meses. Así, el 34,2% de los que están cobrando esa prestación prevé darse de baja cuando concluya.

Los autónomos tampoco muestran en esta encuesta una buena percepción del paquete de 7.000 millones de euros en ayudas directas para autónomos, y un 74,71% de ellos suspende esas medidas del Gobierno.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha calificado estas ayudas directas como «un fracaso«, ya que no llegan a sus destinatarios. «Lejos de apoyar y tomar medidas que ayuden a los autónomos a salir adelante, ahora nos castigan con la subida de la cuota de autónomos y del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)», ha expresado Amor.

Para el 73,5% de los encuestados, este no es el momento de subir el SMI, frente a un 12% que se mostró favorable a ese incremento salarial.

Además, un 49,5% valora negativamente esa medida, ya que, según sus respuestas, no pueden permitirse subidas en costes salariales. El alza del SMI resulta indiferente para un 30,2%, que sostiene que el sueldo de sus trabajadores está por encima del SMI.

PERSPECTIVAS ESTABLES DE ACTIVIDAD Y EMPLEO

Un 42,1% de los autónomos españoles encuestados en este Barómetro cree que su actividad se mantendrá estable hasta fin de año y un 12,4% prevé aumentarla. No obstante, un 33,8% de los encuestados augura una disminución de sus negocios y de su facturación.

Esa estabilidad se traslada también al empleo, ya que el 26,2% mantendrá a su plantilla y el 3,6% contratará trabajadores antes de que concluya el año. Solo un 10,8% prevé despedir empleados antes de diciembre.

Entre los riesgos para sus negocios, el 88,7% teme una subida de impuestos y solo un 5,4% considera adecuado aumentar la carga fiscal. Además, también creen que la subida de la luz puede afectar a sus empresas y uno de cada cuatro afirma que ese incremento de la factura pone en peligro la supervivencia de su negocio.

El 30,2% de los autónomos cree que una subida de los impuestos llevaría al cierre de su empresa, mientras que el 26,4% sostiene que se vería en esa situación por el encarecimiento de la luz, según los datos del barómetro de ATA.

En cuanto al planteamiento de la cotización, el 35,3% se muestra proclive a cotizar por ingresos reales, frente a un 34% que se opone.

El 66,3% de los autónomos son personas físicas y solo el 31,1% está dado de alta como alguna forma societaria. De este último grupo, dos de cada tres estaría dispuesto a subir su base de cotización si la cuota de autónomos fuera un gasto deducible.