Quantcast

¿Qué es la nutrición ortomolecular y el análisis celular? Cellumed Clinic

El equipo de Cellumed Clinic cuenta con expertos de nutrición ortomolecular que llevan años aconsejando a sus pacientes en su hospital de día de Medicina Integrativa. Muchas personas piensan que la nutrición ortomolecular es un concepto nuevo. De todos modos, se ha usado desde su desarrollo por el Doctor Linus Pauling, el único científico ganador de dos Premios Nobel no compartidos en 1954. Los responsables de este centro ofrecen algunas respuestas a las preguntas relacionadas con la nutrición ortomolecular.

¿Qué es la nutrición ortomolecular?

El ser humano necesita micronutrientes y moléculas para prevenir las llamadas enfermedades crónicas. No se trata de recomendar un nutriente en particular para remediar un determinado problema, sino que tiene en cuenta el cuerpo humano de una forma global y en todo sus procesos como interdependientes, dirigiendo la atención hacia el funcionamiento general del cuerpo y a todos sus sistemas, para proporcionarle el equilibrio necesario. De esta forma, el organismo empezará a funcionar correctamente con un nivel adecuado de nutrientes necesarios para formar hormonas, enzimas, prostalandinas, anticuerpos y otras numerosas sustancias necesarias que ayudarán a desintoxicarseregenerarse, activar su sistema inmunológico y establecer un óptimo estado de salud física y mental.  Una magnífica herramienta para recomendar la nutrición ortomolecular más acertada es mediante un análisis celular.

¿En qué consiste el análisis celular?

Es un estudio biológico de la persona para ayudar a conocer los fallos y necesidades del organismo y recomendar la nutrición ortomolecular más acertada, es posible hacer un análisis morfológico de las células. No se habla de un análisis clínico convencional. Para hacer el análisis celular,  es suficiente una gota de sangre bajo microscopio de más de 60.000 aumentos, con el fin de observar los fallos biológicos que son causa de las disfunciones del organismo, y que dan lugar a muchas patologías. Mediante este estudio, se puede recomendar la dieta más adecuada en cada caso y de forma personalizada, y los nutrientes ortomoleculares necesarios, ya que es en las células donde se origina «la causa de la enfermedad». No se utiliza como diagnóstico por sí solo, ya que para un diagnóstico se deben hacer pruebas clínicas, pero este análisis arroja de una forma rápida y al instante una gran luz, aportando una gran información al médico, que le puede ayudar a solicitar con mejor acierto las pruebas necesarias.

Con esta prueba se han llegado a detectar la causa de muchas enfermedades crónicas o degenerativas, y se han podido tratar con éxito. Ayuda en la prevención de enfermedades con años de antelación, incluso a equilibrar o reducir la edad biológica del paciente, mediante el grado de radicales libres oxidativos, la degeneración celular, nivel de O2 celular, desequilibrios y carencias dietéticas. Mejora el rendimiento global del paciente, la calidad de vida, salud y energía, detecta tipos de intoxicación existentes y sus fuentes, ayuda enormemente en el tratamiento de enfermedades inmunológicas, detección de infecciones por microorganismos (virus, bacterias, parásitos y hongos) y su asociación con el problema de salud.