Quantcast
miércoles, 12 mayo 2021 19:55

Así se ‘cocina’ la salida exprés de este crack del Real Madrid

A pesar de que la campaña 2020-2021 aún no termina, el Real Madrid ya tiene un ojo puesto en el próximo curso; porque varios cambios llegarán a la entidad merengue para asegurar mejores resultados de cara al futuro. Tanto Zinedine Zidane como sus hombres están plenamente concentrados en lo que es esta temporada, en acabarla lo mejor posible, pues todavía están con vida en LaLiga Santander y en la Champions League; sin embargo, eso no le impide ni al técnico francés ni a Florentino Pérez comenzar a planear como afrontará el equipo esta venidera campaña. En ese sentido, Zidane es consciente de que algunos refuerzos deben llegar para potenciar la plantilla y algunas salidas deben producirse; pero también está un tema muy importante y ese es en el apartado de los cedidos. Aunque alguno volverán otros al parecer no correrán la misma suerte.

Jugadores como Dani Ceballos o Brahim Díaz deberán resolver su futuro, esto debido a que hay mucha incertidumbre con respecto a lo que se hará con ellos; otros como Luka Jovic tienen más que difícil su continuidad en el Real Madrid, por eso deberán ver las opciones que se le presenten en el mercado; y también están los que claramente volverán a la entidad merengue, como es el caso de Martin Odegaard. No obstante, hay uno en particular que ya sabe que será de su destino para la próxima campaña y aunque puede que sea un poco decepcionante tras tanta expectativa, sería la opción más apropiada para seguir con la proyección de su carrera. Ese jugador no es otro que Takefusa Kubo, que en la actualidad no entra en los planes del estratega blanco y por eso su mejor opción es buscar una nueva cesión.

Kubo no rinde a las expectativas de Zidane

El japonés no ha estado bien en sus cesiones

Aunque Florentino Pérez es un enamorado de su juego y hace un tiempo algunos medios adelantaron que su intención era que el nipón volviera para disputar la próxima temporada con el Real Madrid; el entrenador francés lo ha hecho entrar en razón y le ha explicado que lo mejor para que continúe creciendo es que salga cedido una vez más. Para Zidane su campaña no ha sido todo lo buena que esperaba, pues por cuestión de su físico Unai Emery no lo veía en condiciones para jugar todos los minutos que pedía en el Villarreal; y ahora en el Getafe ha sido más que suplente habitual y tampoco ha logrado afianzarse ante los ojos de Bordalás pese a todo el talento que acumula. Los equipos a los que ha ido cedido no han sido del todo correctos y ahora ha pagado el precio.

Tras su buen paso por el Mallorca se pensó que en un conjunto de más nivel podría terminar de explotar, pero ni Emery lo vio listo y para Bordalás no encaja en sus esquemas defensivos. En total, entre los dos equipos, ha disputado 33 partidos sumando todas las competiciones; el número puede ser engañoso, pero lo cierto es que los minutos en esos partidos han sido muy pocos y solo en 14 ha sido titular. En Liga no ha hecho gol ni asistencias y solo en un partido de Europa League con el Villarreal pudo ver puerta; así que las cesiones del japonés no han funcionado del todo bien. Por ese motivo Zidane tiene la idea de que salga una vez más cedido, pero esta vez a club que se adapte mucho mejor a sus características para que así puede volver al Real Madrid en el futuro.

Otra cesión antes de afianzarse de blanco

Florentino Pérez confía en su talento

Ahora tanto Zidane como Florentino Pérez deberán trabajar para encontrar un mejor destino para el talentoso japones. Su calidad a la hora de llevar el balón pegado al pie, su buen toque, la habilidad para regatear y la gran visión de juego deben ir a un equipo vea más su talento y no tanto su físico; además de que como joven ese aspecto lo puede mejorar entrenando, pero sin minutos no va a poder desarrollarse plenamente y volver al Real Madrid. Un equipo de vocación más ofensiva también le vendría bien; porque la idea es que sea importante, que demuestre lo que vale y eso solo lo va a poder hacer si tiene tiempo en el campo. La confianza también será clave y solo lo mandarán a un lugar en el que el técnico apruebe su llegada debido a que le guste, no porque se lo sugieren.

Las exigencias parecen un poco autoritarias, pero tras dos cesiones con resultados negativos, el Real Madrid solo quiere que Kubo empiece a explotar toda su calidad. Varios medios destacan que en el Betis le podría dar un espacio Pellegrini; también el Valladolid que preside Ronaldo, si se queda en Primera División, podría ser un buen destino para tener muchos minutos; y en el extranjero hay dos clubes que lo tendrían en la mira: el Wolfburgo y el Arsenal. El equipo alemán intentó obtenerlo cedido, pero se pensó que España estaría mejor; y ahora el Arsenal podría llevárselo para suplantar a Odegaard que volverá con los blancos, pues Arteta parece que confía en que sacará su potencial. Las opciones son variadas y el Madrid deberá decidir bien, porque todos quieren que en el 2022 Kubo se afiance de blanco.