Quantcast
jueves, 22 abril 2021 11:57

Florentino Pérez no se olvida de él: el crack que volvería al Real Madrid aunque Zidane no quiera

Aunque en el Real Madrid estén enfocados en lo que sucederá en los próximos días, en los que se decide la temporada, Florentino Pérez tiene también la vista puesta en los próximos meses; esto debido a que el club durante esta temporada ha tenido muchos altibajos y la solución estaría ir al mercado en busca de refuerzos. La realidad es que los de Zinedine Zidane durante esta campaña han estado envueltos en la irregularidad, tanto en su juego como en los resultados; esos baches no solo han hecho que el francés haya estado cuestionado, de hecho aún podría dejar el equipo al final de temporada, también que no les haya ido bien en todas las competiciones. Sin un estilo de juego reconocible, sin muchos goles a favor y sin la renovación de vestuario que se debió hacer hace tiempo, la verdad es que el Madrid no está bien.

Junto a esos problemas se une el hecho de que varios jugadores no muestren un nivel adecuado a lo que significa pertenecer al Real Madrid; por esos motivos, quedó fuera de la Supercopa de Europa y de la Copa del Rey a primeras de cambio; además de que va tercero en LaLiga Santander, a seis puntos del Atlético de Madrid; y en la Champions League ya no cuentan con el favoritismo de antes, pese a que ya están en cuartos. Dependiendo de esos dos torneos en los que siguen con vida, Florentino Pérez tomará varias decisiones; sin embargo, ya el presidente blanco ha pensado en que la plantilla necesita una gran reestructuración y tiene uno de los jugadores fijos con los que quiere iniciar esa nueva era. Por mucho que le pese a Zidane, el mandatario merengue quiere de vuelta a Takefusa Kubo.

Florentino Pérez quiere al nipón en el equipo

El presidente blanco no quiere otra cesión

Hace dos años Florentino Pérez ficho de forma sorpresiva al japonés con varios propósitos por delante: primero cumplía con esa estrategia de fichajes de jóvenes promesas antes de que se conviertan en súper estrellas imposibles de fichar; después era un fichaje estratégico para abordar un poco al mercado asiático con una de las joyas más importantes que ha dado esa zona en los últimos años; y finalmente, porque Kubo cuenta con un talento descomunal para jugar al fútbol. Además estaba el plus de que se le daba un golpe al Barcelona debido a que el nipón se crió durante varios años en su cantera, antes de volver a Japón por el problema del club catalán con respecto los fichajes de menores. Lo cierto es que para el presidente blanco esta era una gran contratación de un jugador que se volvería importante el futuro del equipo.

Pese a los detalles que dejó en esa pretemporada se decidió que se fuera cedido para coger más experiencia y el Mallorca lo hizo muy bien. Este año repitió la experiencia de la cesión y aunque el Villarreal le fue pésimo al no entenderse con Unai Emery y ahora con el Getafe está logrando entrar poco a poco a jugar con un equipo muy defensivo; nada de eso parece importarle a un Florentino Pérez que está decidido a que no haya más cesiones y lo que quiere es que reparta su talento en las filas del equipo merengue. Con 19 años, la calidad que atesora es increíble y su zurda es muy privilegiada; por eso, todo lo que proyecta esta joya japonesa el mandatario blanco quiere que lo forje ya en el Real Madrid. No obstante tiene un rival en Zidane a la hora de abordar ese plan.

Zidane no lo ve listo para unirse a la plantilla

Kubo debe mejorar con el Getafe

Si bien el entrenador francés no tenga a Kubo en su lista negra, como si se encuentran otros de los cedidos como Dani Ceballos o Gareth Bale; la verdad es que no quiere contar en estos momentos con Kubo en su plantilla. Zidane sabe que el japonés es muy talentoso; pero lo que que le ha visto a hacer bajo sus órdenes y lo que ha expresado en este tiempo en el Villarreal y Getafe, con los que no ha jugado mucho, le confirma su percepción de que aún le falta mucho para llegar a un equipo élite como el Real Madrid. Durante este próximo mercado de fichajes, el técnico galo prefiere que Florentino Pérez centre sus esfuerzos en realizar los refuerzos que se necesitan, como los de Kylian Mbappé o de Erling Haaland, antes de apostar por un jugador al que él no ve listo.

El problema de Kubo no estaría en la falta de potencial, que tanto Florentino Pérez como Zidane sabe que posee; más bien todo estaría en la falta de confianza del estratega francés en sus cualidades bajo la presión de un grande como el Real Madrid. En estos momentos, nadie de los que está en el club duda que el nipón se volverá importante en el futuro del club; pero el presidente merengue quiere acelerar el proceso y piensa que si se queda la próxima temporada podría aportar mucho. En cambio la visión de Zidane está en que si todavía no ha podido asentarse en el Getafe mucho menos lo hará en el club blanco. Ya el enfrentamiento comenzará pronto y se sabrá si el talento de Kubo sale una vez más cedido o se queda a colaborar para causa blanca.