Quantcast
jueves, 22 abril 2021 12:14

Gareth Bale: el crack del Real Madrid al que no quiere nadie. Sus planes de futuro

El final de temporada se acerca cada vez más y uno de los asuntos más engorrosos del Real Madrid está por resolverse. Gareth Bale ya lo tiene decidido y tal como expresó hace algunas semanas ante los medios, su idea es regresar al conjunto merengue a cumplir el año de contrato que le queda. Su cesión al Tottenahm fue solo una vía de escape ante la tensa situación que se vivía en el equipo español con su presencia; porque ante la negativa de Zinedine Zidane de contar con él y la poca ayuda del mismo Bale para facilitar una salida que beneficiara a todas las partes, la mejor decisión fue esa cesión que en las últimas semanas es que ha comenzado a funcionar. Tras un inicio poco alentador y el mismo sentir indolente que mostraba en el Madrid, ahora lo cambió por una sed de triunfo.

Luego de que José Mourinho lo tirara debajo del tren con unas declaraciones que lo dejaban muy mal parado; pero en las que al mismo le pidió que hiciera algo por salvarse, solo hasta ese momento fue que Bale reaccionó. Desde entonces con buen juego, goles y asistencia ha levantado cabeza en el conjunto londinense y ya es pieza clave. Sin embargo, justo ahora parece complicado que el Tottenham decida hacer una oferta por él al final de temporada; esto debido a que su salario de 17 millones de euros anuales espantan a muchos. Aunque todo puede cambiar al llegar junio, la verdad es que su regreso al Real Madrid parece inminente; pero el galés tiene decidido aplicar un plan para no quedarse en el banquillo todo un año calve como lo es el que viene antes del Mundial de Qatar 2022.

Bale tiene la mente puesta en Qatar

El gales siempre pone a su selección por delante de todo

Si bien las Eliminatorias europeas acaban de comenzar y para conocer el destino de Gales todavía falta mucho, Bale tiene plena confianza de que podrán clasificarse al próximo Mundial de Qatar 2022. Ya sea por la vía directa o en repechaje, si quedan segundos de su grupo, el conjunto de “Los Dragones” espera estar en la próxima cita mundialista y es por eso que el atacante quiere asegurarse un futuro plagado de minutos para llegar bien allí; pero no solo eso, también uno en el que sea competitivo a nivel deportivo y le asegure una buena remuneración económica. Con esto en mente, Bale ha trazado un plan junto a representante en el que todos puedan salir ganando, incluso el Real Madrid. Su idea sería partir a otro club y hasta le podría perdonar su último año de salario al equipo merengue; aunque hay condiciones.

La primera es que sea de un equipo competitivo en lo deportivo, algo que lo hizo aceptar su regreso al Tottenham, además de ser su casa; pero el punto más importante del plan de Bale es que solo aceptará irse del Madrid sin oponer resistencia si el club que haga una oferta por él le propone un contrato de cuatro años o más. El galés quiere asegurarse su futuro en lo económico y si bien le podría hasta perdonar su último año de salario a los merengues, con tal de que faciliten su salida; esto solo lo hará si la oferta que le llegue es por ese tiempo. No obstante, el conjunto español podría poner algunas trabas dado que no quiere que le pase lo que con otros jugadores, que se fueron defenestrados por Zidane y ahora rinden al máximo con otros.

Un fichaje más que amortizado

Bale marcó goles muy importantes con el Madrid

Pese a que el plan de Bale no está mal, depende de muchos factores externos; uno de los más importantes también sería que el club que lo quiera le asegure esos 17 millones de euros que gana y durante cuatro años. Esto luce complicado, más al ver que tiene 31 años y pocos clubes podrían pagar eso durante la cantidad de tiempo que pide. No obstante, sin importar lo que suceda, el Real Madrid no está dispuesto a pasar por otra temporada con uno de sus activos más importantes sentado en el banco a causa de su enemistad con el entrenador. En ese sentido están dispuestos a ayudar a Bale en todo lo que puedan para librar a Zidane de esa carga que no ha querido llevar desde hace años; además de que ya su fichaje está más que amortizado.

Florentino Pérez ya sabe que los más de 100 millones euros que se dice costó Bale están más que bien pagados; porque pese a las polémicas que se han generado en torno a él durante estás últimas temporadas en el Madrid, por su pasotismo, la desconfianza de Zidane y declaraciones de su agente, realmente ayudó mucho al equipo. Esos 105 goles y las 65 asistencias en 251 partidos son números para quitarse el sombrero; además, sin tener en cuenta que varios de esos goles valieron títulos, como los de las finales de Champions League, en 2014 y 2018, o en la final de Copa del Rey de 2014. El único dolor del mandatario merengue es que Bale no pudo hacerse cargo del equipo cuando Cristiano Ronaldo se fue. Ya el plan está trazado, solo falta que se den los pasos para cumplirlo y de eso Bale ya se está encargando.