Quantcast

Trufbox inicia la temporada de trufa negra cultivada en España

Trufbox, empresa española pionera en la venta de trufa negra fresca ‘online’ a todo el mundo, inicia la temporada 2020 tras vender 200 kilos de trufa negra cultivada en España en 2019.

En concreto, las trufas de Trufbox, que se exportan a una docena de países, especialmente a Europa, pero también a Estados Unidos, proceden directamente de productores de Soria, Burgos, Navarra, Teruel, Huesca y Zaragoza, y se obtienen mediante procesos naturales, aunque en los últimos años están desarrollando proyectos de innovación aplicada al campo que han dado como resultado la posibilidad de ‘cultivar’ trufa mediante la creación de ecosistemas que favorecen su desarrollo.

Este proyecto, fundado por jóvenes emprendedores dedicados al sector agrónomo, busca unir sus conocimientos en innovación aplicada al campo con el marketing actual para que exista una opción de crear comercio justo para el medio rural, acercando la trufa a todos los consumidoresa un precio asequible y ayudando a profesionalizar un sector que se encuentra muy desregularizado fiscal y sanitariamente.

“La idea es crear un proyecto de largo recorrido, que asegure el desarrollo rural aprovechando la demanda creciente de trufa negra de calidad en todo el mundo y las oportunidades que da para los agricultores de España, teniendo en cuenta que es el primer país del mundo en producción de trufa negra”, ha explicado la directora general de Trufbox, Marta de Pablo.

De esta forma, la temporada de la ‘tuber melanosporum’, una de las variedades más apreciadas en la gastronomía, acaba de aparecer en los campos. “La temporada ha comenzado floja, pero ya empieza a haber buen producto y el pronóstico para estos meses es bueno”, ha avanzado el fundador de Trufbox, Jaime Olaizola.

Para la recolección de este producto ‘gourmet’ se emplea a perros entrenados, que detectan el aroma de la trufa madura y señalan la zona donde se encuentra enterrado el hongo. Las trufas se llevan inmediatamente al laboratorio, donde se analiza su calidad, se limpian e higienizan y se preparan para el envío, que llega antes de 48 horas a toda Europa.

Entre los objetivos de Trufbox figura el acercar este producto gourmet a todos los consumidores, eliminando la creencia de que es inasequible. Así, explican que la trufa no es cara, porque se necesita muy poca cantidad para aromatizar un plato, pero el problema radica en que no es un producto que se encuentre fácilmente en el supermercado.