Quantcast

Sanidad insta a “vestir” la mesa “de etiqueta” esta Navidad con productos saludables

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha lanzado la campaña ‘Esta Navidad… Que tu mesa se vista de etiqueta’, cuyo objetivo es recordar a la población la información que debe tener en cuenta a la hora de comprar alimentos envasados o a granel o la importancia de cerciorarse que un establecimiento de restauración cuenta con un registro sanitario.

El folleto, financiado por el Programa de Consumo de la Unión Europea, insta a los consumidores a revisar que en la etiqueta de los alimentos envasados figure la denominación del alimento, la lista de ingredientes, incluidos los alérgenos, la fecha de duración mínima o de caducidad y las condiciones especiales de conservación o de utilización.

Asimismo, según Sanidad, debe incluir el nombre o razón social y dirección del operador de la empresa alimentaria; país de origen o lugar de procedencia y modo de empleo en caso de que fuera difícil hacer un uso adecuado del alimento. Las bebidas con más de un 1,2 por ciento de alcohol deben especificar el grado alcohólico volumétrico adquirido y la información nutricional.

Para los alimentos a granel bastaría con que la etiqueta informe sobre su denominación, los alérgenos, cantidad de un ingrediente o categoría de ingredientes y el grado alcohólico en las bebidas con una graduación superior en volumen al 1,2 por ciento.

El mismo folleto detalla que los productos de Calidad Diferenciada llevan una etiqueta específica y son originarios de un lugar concreto o cuentan con un determinado método de producción o receta tradicional y ayuda a reconocerlos.

Con respecto a la compra de productos online, destaca que la página web deberá incluir todos los datos que ayuden a identificar al responsable del producto para facilitar una posible reclamación en caso de que el proceso registre alguna irregularidad.

Una vez recibido el producto, recomienda comprobar que se corresponde con lo que el usuario ha pedido y que llega en “óptimas” condiciones, así como que el etiquetado esté en español e incluya la información obligatoria, la fecha de caducidad o consumo preferente.

Si el consumidor estima que no se han respetado sus derechos, recuerda que puede reclamar por vía amistosa a través de los Servicios de Consumo de las comunidades autónomas, de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor, las asociaciones de consumidores y usuarios y el Centro Europeo del Consumidor.

(SERVIMEDIA)