Quantcast

Sánchez, Casado, Rivera y Abascal anuncian medidas restrictivas para Cataluña mientras Iglesias pide dialogar

Los líderes de PSOE, PP, Ciudadanos y Vox propusieron este lunes aplicar medidas restrictivas en Cataluña a partir de las elecciones generales del 10-N para frenar el desafío independentista, mientras que el candidato de Unidas Podemos apostó por el “diálogo” con los secesionistas para tratar de recuperar la convivencia y encontrar una salida a lo que considera un conflicto político.

Así lo pusieron de manifiesto en el primer bloque del debate electoral que celebran esta noche en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo de Madrid bajo la organización de la Academia de Televisión y que tiene lugar a solo siete días de la cita con las urnas, en la que los españoles volverán a votar tras la imposibilidad de conformar un gobierno después del 28-A.

El líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, fue el primero en tomar la palabra y anunciar tres nuevas medidas que ni estaban en su programa electoral ni hasta ahora había mencionado en sus mítines de campaña.

Entre ellas destacó introducir en el Código Penal el delito de convocatoria de un referéndum ilegal; introducir en la educación española una nueva asignatura de valores civiles, constitucionales y éticos; y modificar la Ley Audiovisual para que las cadenas autonómicas necesiten un respaldo parlamentario de dos tercios y acabar así con el “uso sectario” de TV3.

De inmediato, el presidente nacional del PP, Pablo Casado, reprochó a Sánchez que anuncie ahora reincorporar en el Código Penal el delito de convocatoria de referéndum ilegal cuando, según recordó, es lo que hizo el expresidente del Gobierno José María Aznar en 2003 para evitar que el entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe, pudiera hacer una consulta en el País Vasco.

Casado lamentó que precisamente fue el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero quien “derogó” aquella medida y le emplazó a aplicar primero la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña para frenar los disturbios violentos. Si no lo hace, acusó, es “porque depende de los independentistas y pretende gobernar con ellos” después del 10-N.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sacó a continuación un adoquín para visibilizar en pantalla la violencia que los separatistas están provocando en las calles de Cataluña desde la sentencia del Tribunal Supremo que ha condenado a los responsables del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. “¿Le parece normal que vuelen adoquines en mi ciudad?”, espetó a Sánchez.

Rivera argumentó que ese adoquín “representa la amenaza al Estado de Derecho” en Cataluña y exigió el “cese” de Quim Torra como presidente de la Generalitat porque es quien alienta a los que cortan las carreteras y generan altercados en las calles.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acusó al resto de los candidatos de competir por proponer “la medida más dura”, en vez de sentarse a dialogar para encontrar una solución. En este sentido, auguró que Cataluña parece la “excusa” de las demás formaciones “para que pacten con el PSOE” después del 10-N.

(SERVIMEDIA)