Quantcast

¡Viva el verano! Un turista busca su móvil sin percatarse de que lo tiene pegado en la espalda

Relajarse y desconectar es lo que tiene. Durante el verano intentamos hacer un paréntesis y olvidarnos de nuestra rutina.

Tanto es así que un turista se tumbó y por unos minutos se olvidó de sus preocupaciones bajo la tiranía del astro rey, cayó rendido al son de las olas del mar y se durmió.

Cuando despertó a la realidad, buscó su teléfono móvil y fue incapaz de encontrarlo. Lo tenía pegado en su espalda.