Quantcast

Más de 130 niños muertos y 125.000 desplazados este año en el noroeste de Siria

Al menos 134 niños han perdido la vida y otros 125.000 se han visto obligados a dejar sus hogares y desplazarse en lo que va de año en el noroeste de Siria debido al aumento de la violencia en esa zona del planeta.

La directora ejecutiva de Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), Henrietta Fore, expuso estos datos este jueves en un comunicado, en el que aseveró que «decenas de miles de niños en el noroeste de Siria corren riesgo inminente de lesiones, muerte y desplazamiento debido a una escalada significativa de los combates».

«La violencia se ha intensificado en los últimos días, especialmente en las aldeas del norte de Hama y el sur de Idlib. Muchas familias han vuelto a ser expulsadas de sus hogares, mientras que otras no pueden trasladarse a áreas más seguras que están cercadas por los combates», añadió.

Fore subrayó que estos «meses de violencia creciente» han provocoado que cerca de 30 hospitales hayan sido atacados y algunos aliados de Unicef en materia de atención sanitaria hayan tenido que suspender su actividad. «Hay aproximadamente 43.000 niños que no van a la escuela y en algunas zonas de Idlib han tenido que suspender los exámenes finales, afectando a la educación de 400.000 estudiantes», apostilló.

Los aliados de Unicef trabajan en el noroeste del país para llegar a los niños y familias con clínicas móviles, servicios de vacunación y nutrición, apoyo psicosocial y suministros de agua y saneamiento. «Soluciones rápidas que sólo alcanzan a mitigar las consecuencias humanitarias de una violencia brutal y gratuita. Los niños no son los responsables de esta guerra, pero sufren las matanzas y sus consecuencias más que nadie», añadió.

Por último, Fore instó a las partes en conflicto, en el noroeste del país y en toda Siria, a que hagan «todos los esfuerzos necesarios para proteger a los niños y la infraestructura de la que dependen, incluidos los hospitales y las escuelas», y a que sellen «una paz integral y duradera que ponga fin de una vez por todas a esta guerra, por el bien de los niños de Siria y el futuro del país y la región».