Compartir

En plena cuenta atrás para que arranquen los sanfermines, varias asociaciones antitaurinas se han manifestado este viernes en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona para denunciar la fiesta y a su juicio, el maltrato que sufren los toros.

Un centenar de activistas se han mostrado semidesnudos, con cuernos y banderillas, y se han tumbado sobre las siluetas dibujadas de los animales para escenificar la muerte del toro en el ruedo.

Como cada cinco de julio, desde hace 16 años, AnimaNaturalis y PETA han erigido la capital navarra como “lugar del crimen” y han reclamado el fin de las corridas, portando además carteles en los que se podía leer: “No más corridas de toros” y “Toros matados en Pamplona”.

En la concentración que ha tenido lugar esta mañana de viernes, los organizadores han denunciado que más allá de la fiesta que vivirán algunos, “54 toros morirán en el ruedo tras correr los encierros”, y han leído un manifiesto en el que han explicado que representaban con sus cuerpos “la escena de un crimen que se sigue disfrazando de arte para tener apoyo de políticos y empresarios”.

 

 

La protesta en enmarca en la campaña puesta en marcha por AnimaNaturalis para reunir firmas en contra de los sanfermines.

La manifestación ha tenido lugar frente al consistorio pamplonica, el mismo lugar donde este sábado tendrá lugar el tradicional ‘Chupinazo’, pistoletazo de salida de las Fiestas de San Fermín 2019.