Compartir

Normalmente, esta fruta es una gran olvidada de nuestras dietas. Sin embargo, los beneficios del limón son muchos, ya que tiene múltiples propiedades que seguramente desconozcas.

De hecho, los limones son la fruta que más propiedades y usos terapéuticos tiene, ya que destacan especialmente por su alto contenido en vitaminas. Por ejemplo, todo el mundo sabe que las naranjas son ricas en vitamina C, pero mucha gente desconoce que los limones aportan prácticamente la misma cantidad. Pero además, el limón también es rico en vitaminas E, A y del complejo B, además de contener minerales, potasio, magnesio, hierro, fósforo, calcio y zinc.

Ya que sabemos la gran cantidad de propiedades que tiene este cítrico, no nos extraña que su consumo (ya sea en zumo o con un poco de agua) sea tremendamente beneficioso para nuestra salud.

Uno de los principales beneficios del limón es que nos ayuda a solucionar algunos problemas digestivos. Por ejemplo, el zumo del limón nos ayuda a tener digestiones menos pesadas, así como a solucionar problemas de indigestión o incluso de náuseas y acidez. Pero además, el limón es especialmente conocido por sus propiedades astringentes.

Los limones también se pueden convertir en nuestros grandes aliados si lo que estamos buscando son fines depurativos. Por ejemplo, consumir el zumo de un limón (solo o con un poco de agua), nos ayuda a limpiar nuestro organismo y a eliminar impurezas. Por este motivo, suele ser aconsejable consumir un vaso de agua con limón en ayunas cada mañana.

Además de todo esto, este cítrico es especialmente aconsejable para ayudar a tratar y prevenir ciertas enfermedades. Por ejemplo, es recomendable consumirlo si se sufren problemas hepáticos, y los expertos aseguran que también ayudaría a prevenir desde las piedras en el riñón hasta algunos problemas más comunes como los del colesterol o la artritis.

Al ser rico en vitaminas, otro de los beneficios del limón es que ayuda a mejorar nuestro sistema inmunitario. Por ejemplo, su consumo puede ayudarnos a prevenir y a curar los típicos resfriados invernales, ya que es un remedio potente para combatir bacterias. Pero además de ayudarnos a superar los síntomas del resfriado, el limón es efectivo para aliviar el dolor de garganta si se acompaña con un poco de miel.

Por otro lado, el limón es una fruta que también tiene propiedades diuréticas y que, además, ayuda a eliminar ciertos problemas como las infecciones urinarias.

Pero el limón no solo tiene beneficios para nuestra salud y nuestro organismo, sino que este cítrico también es altamente recomendable para ayudarnos a tener una piel siempre perfecta. Por ejemplo, su consumo es un excelente remedio natural para combatir los problemas de acné, y aplicarnos un poco de zumo de limón en el rostro también nos ayudará a borrar las manchas de la piel provocadas por la edad o por el sol.