Compartir

Un curioso ejemplar de tortuga, de color albino y con dos cabezas nació en una granja de Bangkok, Tailandia, el pasado 3 de marzo.

El galápago ha sido bautizado con el nombre de Nop y se busca una persona que esté dispuesta a pagar los 35.000 dolares (27.000 euros) en los que ha sido tasada. La venta del animal se antoja complicada ya que varios expertos han asegurado que la recién nacida no durará mucho.

El galápago nació con una malformación genética que la hace única, y su dueña legítima, Noon Ausanee, contrató a un tasador para que estimara su valor. El precio de salida se estableció en un millón de bahts tailandeses.

“Me siento muy afortunada de que haya nacido. Me gustaría venderla. He recibido algunas llamadas telefónicas sobre la tortuga, pero es mucho dinero y la gente está preocupada por que pueda morir rápidamente”, aseguró Ausanee