Quantcast

El motivo por el que no deberías trabajar con un portátil en las piernas

Los portátiles se crearon para facilitarnos la vida, los podemos llevar a cualquier lado, podemos llevarnos el trabajo a casa, los utilizamos para ver películas en casa incluso, con la aparición de la Pandemia COVID-19 en el escenario mundial y el teletrabajo, el uso del portátil se incrementó y poco importaba donde y como lo usabas, sin embargo, recientemente se ha demostrado que colocar el portátil en las piernas nos expone a grandes riesgos.

Esta es una de las posiciones más cómodas para trabajar cuando estamos en casa o cuando nos toca trabajar fuera de la oficina, nos sentamos en la cama o en el sofá y colocamos el ordenador portátil sobre las piernas y podemos estar así por horas.

Resulta que el calor que desprende el portátil cuando la colocas sobre las piernas puede generarte graves daños en la piel de los muslos o como se conoce hoy día, el síndrome de la piel tostada o cabrillas, su nombre científico, eritema ab igne. También se ha asociado el calor del portátil con casos de esterilidad  e impotencia sexual en los hombres.

A continuación te comentamos cuales son los riesgos a los que te expones cuando trabajas con el portátil en las piernas.

Recomendaciones

Algunas recomendaciones
Algunas recomendaciones

Con el teletrabajo, es más frecuente el uso del portátil en casa y casi siempre en posiciones que nada tienen que ver con las posiciones que adoptamos en la oficina, sentados frente al portátil. Es más frecuente apoyarnos en el sofá o en la cama y colocar el portátil en las piernas y así podemos pasar varias horas.

Pues ya hemos visto que esta costumbre puede ocasionarnos graves daños en la salud, por lo que te dejamos algunas recomendaciones para disminuir los riesgos a la salud cuando trabajamos con el portátil.

Lo primero que debes saber es que bajo ninguna circunstancia debes trabajar en la cama o en el sofá con el ordenador sobre las piernas, se debe utilizar una mesa y una silla ergonómicamente diseñada para trabajar con un portátil.

Una vez hayas terminado el trabajo con el portátil, los especialistas recomiendan caminar descalzo sobre el césped para que el cuerpo libere el calor y las ondas acumuladas.

En el caso de los hombres, se debería evitar colocar el ordenador portátil en las piernas, ya que con tan solo quince minutos de uso, la temperatura de la batería ya está ocasionando daños en el aparato reproductor que podrían llegar incluso a generar cáncer de próstata.

Lo importante en todo caso, es que ya se ha generado la alarma y está en nosotros el seguir utilizando el portátil en las piernas, ya conocemos las consecuencias a corto, mediano e incluso a largo plazo. Si tenemos que trabajar en casa, utilicemos una mesa, evitemos colocar el portátil cerca de nuestro cuerpo, así de fácil, estaremos evitando enfermedades.

Actualmente existen muchos muebles que nos permiten trabajar desde la cama sin tener contacto con el portátil, busquemos nuevas opciones.