Quantcast

El relleno de los canelones que puedes comer frío

Quizás te cueste imaginar comer unos canelones en los días de verano; y es que, los menús veraniegos están llenos de gazpachos, salmorejos y sopas frías, sin embargo, no todo son sopas y bebidas, puesto que es posible que disfrutes de verdaderas delicias frías en el formato de los platillos más ricos y saciantes que puedes disfrutar en otros momentos del año. 

Con este relleno que te proponemos hoy, puedes disfrutar de los más deliciosos canelones fríos que puedas imaginar, así que anímate a prepararlos y durante el verano, anímate a deleitarte con algo más potente y energético para los días en que así lo prefieras y necesites.

 

Comienza con la cocción de la pasta 

El relleno de los canelones que puedes comer frío

La preparación del relleno de estos ricos canelones es tan sencilla que rápidamente lo tendrás listo; por lo tanto, comienza con la cocción de las láminas de pasta para que las tengas alistadas y puedas optimizar los tiempos en la cocina.

Vierte una cantidad generosa de agua en una olla y añade un puñado de sal. Una vez que el agua comience a hervir, añade las placas de pasta. Cocínalas según las indicaciones del fabricante.

Una vez que las láminas de pasta estén listas, retíralas del agua y colócalas sobre un paño completamente limpio para eliminar el exceso de agua que ha quedado después de la cocción.